#VDLN 89: Pastillas para no soñar (Joaquín Sabina)

 
 Joaquín Sabina es uno de mis ídolos más duraderos. Mi padre fue el culpable. Nos ponía el disco de la Mandrágora una y otra vez. Y luego más y más discos. Y los conciertos en las Ventas, que era lo más cerca que estuve nunca de una corrida de toros, esas que le gustan tanto a Sabina. Para mí es el único defecto que tiene como ídolo. Bueno, y con el tiempo se va destapando su tufillo machista, pero eso se lo perdono. Porque ¿sabéis qué? los grupitos de hipsters modernos y molones con barba, patillas y pelo medio larguillo son todo pose. Muy suaves y con canciones muy profundas, pero no me suenan sinceros. Sin embargo, Sabina no es hombre de micromachismos. Sus machismos son a lo macro, y te dice que quiere que las camareras sean cariñosas con los clientes y que las colegialas se coman a besos a los artistas y cosas de esas. Sin tapujos ni nada. 

En fin, qué le vamos a hacer. Así eran los 80, así eran los 90. Una de las canciones que más me han gustado de siempre del Sabina es la de las Pastillas para no soñar. Esa canción sirve para gritarle a los miedosos que salgan de su zona de confort de una puta vez y se pongan a disfrutar de la vida. Que se arriesguen un poco. Hace poco, una amiga dudaba de mi falta de capacidad para sentir miedo. Yo no entiendo muy bien cuando alguien dice eso de “no lo hice porque tuve miedo”. Siempre me pregunto ¿pero miedo de qué? Joder, pues si le apetece hacerlo, que lo haga. Así ha sido como yo he ido dando tumbos por la vida, sin miedo a la vida y siguiendo mis impulsos. A lo descerebrado. Unas veces se gana y otras se pierde, pero nunca te quedas con las ganas. 

Yo a lo único que le tengo miedo es a los fantasmas. Creo que por eso me aficcioné al cine de terror: porque tengo el umbral del miedo tan alto que necesito emociones fuertes para  estimular esa emoción tan extraña y apasionante para mí. Nunca he disfrutado más como viendo El Exorcista, La Semilla del Diablo, El Resplandor o The Ring. Me he visto todas las pesadillas en Elm Street. Me he leído prácticamente todos los libros de Stephen King y me hice forofa de Poe y de Lovecraft en su momento. Y no entiendo a la gente que dice sufrir hasta el vómito viendo una película de terror. 

Pues eso, os dejo con esta canción. Y ya sabes, no seas descerebrado. Deja pasar la tentación, dile a esa chica que no llame más, y si protesta el corazón en la farmacia puedes preguntar: “Deme pastillas para no soñar”. 



4 respuestas

  1. Ya estamos de vuelta esta semana, solo a sido un viernes sin venir, se os echaba de menos pero la semana pasada fue mala para nosotros, Feliz viernes dando la nota!!!!

    Me gusta Joaquin Sabina

  2. Me encanta Sabina!!! tiene unos temazos estupendos! eso sí debo reconocer que me gusta desde que grabó con Fito Páez, otro grande de mis favoritos!

    Te deseo 19 días y 500 noches de mambo y fiesta!!
    abrazo!

  3. Pues como decía antes, en la otra de Sabina, me pasa que cada año me gusta mas y mas y mas, de jovenzuela me parecía un carca, luego empece a escucharlo, y ahora me encantaaaa! Buena semana!

  4. Hoy tenemos viernes sabinero. Por fortuna ni quiero vivir cien años, empiezo a pensar que soy adicto a los desengaños y hace mucho tiempo que dejé de comprar medicamentos. Me encanta este tema y… tu entrada. Feliz semana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.