#VDLN 67: Nina

IMG_0057La vida es una parodia: es estúpido cuando la gente se la toma demasiado en serio. Y cuando digo gente, me incluyo en esa difusa categoría que se suele utilizar para referirse a “los otros”. Todo se puede observar desde una perspectiva destroyer, que va desde el cinismo más desgarrador al punk más roñoso y emponzoñado. Del último género es Nina Hagen, esa alemana a la que llaman madre del Punk, histriónica, ida por el LSD y creyente católica y apostólica.

Merece la pena escuchar sus canciones, pero es mucho más ilustrativo verla cantar, porque es una intérprete de bandera. Más quisiera Madonna tener la mitad de su expresividad, de su sex-appeal, de su capacidad de provocar y de escandalizar. Y si a eso le unimos la sonoridad del alemán y su voz de cantante de ópera, tenemos un coctel explosivo, maravilloso y colorido.

image

La primera canción es… una maravilla interpretativa. En esta canción, titulada Du hast den Farbfilm vergessen (se te olvidó la película de color), podemos comprobar que, ya en los 70, la gente estaba obsesionada por inmortalizar sus vivencias de forma detallada con sus cámaras de fotos. En ella, Nina echa una gran bronca a su novio, Micha, por haber olvidado el carrete de color. Todas sus fotos de aquel día tan maravilloso son en blanco y negro y nadie creerá lo maravilloso que fue todo. Es como si nu hubiese pasado. Os pongo dos versiones: el vídeo en blanco y negro para la televisión y un directo maravilloso en color.

 

No me quiero ir sin poner esta canción en la que Nina homenajea a Jim Morrison en un vídeo irreverente por sus alusiones religiosas y donde podemos ver a la Nina más comercial y más sensual: Hold Me. Espero que os guste.

http://www.dailymotion.com/video/x4dc1w_nina-hagen-hold-me-1989_music

2 respuestas

Deja un comentario