#VDLN 122: Ismael Serrano (papá cuéntame otra vez)

Papá, si estuvieses aquí, fliparías. ¿Sabes que tenemos aparatos que, en segundos, te responden cualquier pregunta que les hagas? Imagina, toda la historia en tus manos. En un cacharro que cabe en un bolsillo puedes llevar miles de libros. Mamá ya no te echaría la bronca porque los libros invaden la casa, y tú podrías leer sin descanso cualquier cosa que quisieras en un click. Y sin cables, papá, sin cables. 

Eso sí, seguimos celebrando el día de Reyes. Y compartimos las fotos en nuestros aparatos con pantalla. Ya no tenemos álbumes, y hacemos fotos por encima de nuestras posibilidades. Recuerdo como si fuese ayer esas fotos en bata, en el salón de ese pequeño piso. Colores anaranjados, como de filtro Valencia, que es el que a mí más me gusta. Y juguetes de cuerda y plástico. Mi microscópio, mi cuerpo humano de piezas, mi currito…

Papá, tendrías que ver lo que está pasando con el feminismo. ¿Te acuerdas de lo pesada que me ponía yo con eso? ¿Que me negaba a hacer las cosas de la casa si mi hermano no las hacía también? ¿Y que, entonces, no las hacíamos ninguno de los dos? Pues ahora hay mucho más. Ahora no entenderías a une feministe hablando de abolos, cisgénero, heteropatriarcado y más. Te tendríamos que hacer traducción simultánea. Pero bueno, el caso es que todo es muy difícil de encajar. ¿Recuerdas que lo de las Mamá Chicho me parecía machista? Pues ahora resulta que son mujeres libres, abanderadas de la liberación femenina. En fin, papá, que todo es más difícil de entender pero los cuerpos leídos como mujer seguimos igual de jodidos.

Y la política, papá… no sabrías a quién votar. No sabrías siquiera si votar. Serían divertidas nuestras conversaciones ahora, y nos gustaría que nos dieses tu punto de vista, porque, al fin y al cabo, tú me enseñaste todo lo que sé, lo básico y necesario, lo que hace falta saber.

5 respuestas

  1. Ismael Serrano no me gusta nada, pero tu texto sí. Tanto que hasta me produce cierta envidia. SUpongo que sana. Feliz semana.

  2. La canción ya la conocía… pero lo que más impactan son tus letras… extraordinarias y conmovedoras.

    Un beso.

Deja un comentario