TOTALMENTE DE ACUERDO ¿TÚ QUE OPINAS?

Estoy cansada de oír que los padres de hoy en día son unos deprivadores. Los padres de hoy en día no son deprivadores, están saturados. Tal vez tengan más cultura y más formación, pero los padres de 30 a 40 años, aunque quieran dar su presencia y cariño durante todo el tiempo, es lo que menos tienen. Decir que esta es la generación con menos tiempo para sus hijos en la historia de la humanidad es faltar a la verdad: los documentos escritos y gráficos nos muestran que hubo tiempos en que los padres se preocupaban mucho menos por sus hijos e hijas que las familias de hoy en día (leer unas cuantas novelas de tiempos anteriores, no hay que rebuscar mucho, nos dará la razón). De hecho, la escuela surgió durante la revolución industrial para atajar la delincuencia derivada de la soledad de niñas y niños callejeros mientras sus madres y sus padres eran explotados en las fábricas. Por eso, culpabilizar a las madres y a los padres por llevar a sus hijos e hijas a una guardería unas horas porque tienen que trabajar es un despropósito que solo se le puede ocurrir a un pediatra de clase media. Las madres y los padres no le pedimos que nos comprenda, ni con su reconocimiento y conmiseración nos podría sobornar. Solo le pedimos que nos deje criar en paz y como mejor podemos y sabemos.

19 respuestas

  1. Efectivamente. Y creo que no solo es necesario por los trabajos de los padres, si no tambien es beneficioso para muchos niÑos, que de otra forma en muchas ocasiones no socializarian ni tendrian ese paso previo de adaptacion al colegio.

  2. Bueno yo ya sufro a diario por este tema, ni ella me pide ir a la guardería, ni yo quiero que vaya…
    Pero entonces tendrá que venir él a pagar mis facturas…
    No es justo que se nos haga sentir culpables, más de lo que ya estamos, por una cosa que la mayoría de las veces no se puede cambiar…
    No tengo la suerte de ser rica, ni de poder vivir con el sueldo de mi marido.
    Y que hago entonces? No tener hijos?
    Este es un tema que trata con extremismo y no me gusta nada. Claro que tiene razón, los bebés tienen que estar con sus madres… Y que en muchas ocasiones el tiempo que se pasa con los hijos no es de calidad porque estamos cansados y con mil cosas que hacer… Pero no es necesario ser tan tajante!
    Saludos!

  3. Yo empiezo a plantearme que este señor en realidad sea un humorista en lugar de pediatra, y utiliza un tipo de humor negro que no nos entra. Es que si no, yo no me explico como puede soltar semejante memez!!

    Pues claro que nos gustaría no tener que llevarlos a la guardería y poder estar con ellos todo el día. No solo a las madres, también a los padres. Pero es que la sociedad de hoy en día (y la de toda la historia de la humanidad desde que existe el trabajo/dinero) no nos lo permite. Yo entré en la guardería con 9 meses, porque las necesidades de mi familia así lo requirieron, y aquí estoy… con 37 tacos ya 🙂

    No es cuestión de no querer, es de no poder! Otra vez viene a culparnos a los padres de lo mismo… que cansino por dios!!! Cada día entiendo menos el por qué de su éxito..

    Saludos!

  4. Virginia, cuando te sientas mal, piensa en todo lo que le das en vez de en el tiempo que no estás con ella. Para criar como él quiere hay que ser rica, no importarte quedarte en casa sin trabajar o irte a una comuna hippie, y no todo el mundo cumple estas condiciones. Besos y ánimo con esa vuelta al trabajo.

  5. Pero luego fíjate que él está todo el día por ahí dando conferencias y charlas. ¿Cuándo está él con sus hijos? Ahhh, que ya está su mujer, es verdad. Bromas aparte (cada cual en su vida privada que haga lo que quiera), es muy triste ver cómo las mujeres comparten este tipo de sentencias y la jalean en la red como si estuviesen cargadas de razón. Es muy injusto para con sus comadres que se van a trabajar dejando a sus niños en la guardería.

  6. Por donde empiezo!! Ainsss Mi querido “charly tolosa( de tolosabe) como me gusta llamarte con todo mi cariño y respeto :)) q fácil decir esto quedarse uno más ancho que largo, con amigos y defensores de la maternidad/paternidad con apego y Amor y… Quien quiere enemigos!! Conozco muchas super mamas trabajadoras que han practicado lactancia prolongada, en ocasiones por partida doble que crían con apego y Amor, practican colecho y se levantaban bien pronto para llevar a sus retoños a la guardería para ir al curro, y luchaban y luchan con el apoyo de sus parejas por poder compatibilizar su vida familiar y laboral con ninguna ayuda por parte de esta sociedad española q practica unas políticas al respecto de vergüenza. ( 16 semanas?? Dura más la Liga de fútbol)y encima tienen que escuchar estas lindezas!! Ainsss el eterno dilema el tamaño importa, no si es juguetona,( jajaja) prefiero calidad a cantidad!! Pues desde mi punto de vista lo mejor es dar a mis hijos momentos de calidad que no cantidad aunque no dudo q ellos quisieran todooo pero también su mamá es mujer y quiere ” sobrevivir” a su infancia con una mediana salud mental que la permita seguir a su lado y proporcionarles todo lo mejor de ella por los siglos de los siglos porque en esta carrera es de fondo y cuando quiera darme cuenta esta ahí la adolescencia!! Un saludito

  7. Pues si, mi querida amiga. Es una carrera de fondo que no sabemos muy bien si este señor ha corrido, pero de la que se permite hacer de comentarista siempre que tiene ocasión. Ayudar en la crianza a otras personas requiere, en primer lugar, tener EMPATÍA, eso que tanto predica pero que tan poco practica. Ya sabes que me enciendo y no paro. Wendy, muchas gracias por tus sabias palabras.

  8. Yo no sé si en algúnmomento de la historia estaban más o menos con los hijos, pero sé que ahora estamos poco, sobre todo por los horarios demenciales que tenemos. Este hombre tiene razón en que los niños tienen que estar más con sus padres y que seguramente los preferirían a otros juguetes. Eso sí, cada cual se apaña en su casa como puede y no tiene que dar explicaciones a nadie.
    tampoco creo que haya que ser ricos para poder dedicarle más tiempo a los hijos. Al menos en mi entorno, hace años solo entraba un sueldo en casa y comparativamente era menor que los de ahora. Lo que pasa es que se gastaba menos, y no porque las cosas estuvieran más baratas.

  9. Ya, pero eso habrá que decírselo a los empresarios y gobernantes, no a las familias, que bastante tienen. Mira, yo tengo la suerte de tener un trabajo que me permite estar bastante tiempo con mis hijos, si hubiese podido prescindir de guardería lo hubiese hecho, pero no fue posible. Me gusta trabajar, me gusta mi trabajo y me gusta estar con mis hijos, creo que no hay que ser ama de casa para ser madre, y no todas tenemos la posibilidad de trabajar desde casa (aunque cuando puedo, lo hago sin ningún problema). En fin, que decir lo mucho que sufren los niños y lo traumatizados que se quedan, además de no ser verdad (algún día escribiré sobre la resiliencia), produce un sufrimiento adicional en las familias que es innecesario y superfluo.

  10. Yo también estoy cansadita de este tema ya…yo no se que pasa, que hay una parte de la sociedad que te quiere hacer sentir culpable porque lleves a tu hijo a la guardería. Pues oiga, como dice Virgina, que venga él a pagarnos las facturas. Ya está de bien de pensar que somos malospadres por eso. Pienso que hacemos lo mejor que podemos todo, y si vamos a trabajar es porqeu a parte de pagar facturas, queremos darle lo mejor a ellos. ¿ Que son mejores madres las que dejan el trabajo para cuidar de ellos? pues no lo creo, son iguales de buenas madres que las que vana atrabajar, si no que han tomado esa decisión. Esque estoy hasta los mismísmos de las “competiciones” que a veces se crean.. para ver quien es la mejor madre. Seamos todos una piña y apoyemos todos nuestras decisiones, utilicemos la empatía y punto. Yo llevo a mi peque desde que tenía 7 meses a la guarde…y mi hijo cuando está con sus padres, tiene igual de amor, cariño y todo lo que le podamos dar que si estuviera las 24 horas con nosotros. A este hombre en ocasiones…se le va la pinza…
    Besos!

  11. no sé si me he explicado mal, digo “algunos de otra forma no lo harían”. De hecho, mi hija pequeña va a la guarde porque en casa se aburre, acostumbrada a estar con sus dos hermanos…..excesivamente socializada está ella.
    en cualquier caso, tanto método y tanta regla, me da igual que se llame Estivill, González o López, me chirría bastante….Cada uno hace las cosas lo mejor que puede, pensando en sus hijos. y no creo en unas reglas estrictas ni dogmas sobre guarderías u otros temas del estilo.

  12. Es verdad Raquel, no es mucho pedir que los expertos, que se permiten opinar sobre nuestras vidas, tengan empatía y delicadeza. Pueden hacer mucho daño mientras ellos lo que hacen es ganar mucho dinero a nuestra costa. ¡Un abrazo!

  13. Ya les vale a Carlos González y compañía. Joder, a mi me han hecho sentir mal hasta por llevar a mi hijo en silla. Pero cuando llevas meses sin pegar ojo, vives en un cuarto sin ascensor, tienes la espalda dolorida y no tienes a nadie que te sustenta porque las familias están fragmentadas y tus amigas bastante hacen con escucharte. Entonces, ¿qué derecho tiene esta peña a decirnos el mal que les vamos a hacer a nuestros hijos por llevarlos en una silla o ponerles un chupete? ¿Para cuándo dejamos cubietas las necesidades más básicas de la madre? Si nosotras no estamos bien es imposible que nuestros hijos lo estén.
    Confieso que después de dos años largos sin dormir me he encontrado en mitad de la noche gritando y zarandeando a mi hijo. Totalmente desquiciada. Aquí saltán todas las alarmas. Y es que algo estoy haciendo mal:la crianza de apego en estos tiempos es una lucha titánica en la que la madre se encuentra sola y muchas veces con pocos o ningún apoyo. Esto que nos están contando para muchas madres no nos sirve. Tienen la desfachatez de hacernos sentir culpables con futuras secuelas o traumas. Y ¿la capacidad de adaptación de nuestros hijos dónde queda?

  14. Como dice una amiga mía, “ay, las mujeres…” Pues sí, querida, nadie tiene derecho a hacernos sentir así. Nuestros hijos son lo que más nos duele en el corazón, y esas frases dichas a la ligera, sobre todo por las redes sociales, no sirven más que para crear malestar y culpa. Busquemos apoyo del bueno cuando lo necesitemos: la relación cara a cara cambia mucho las cosas, y las redes de mujeres, las amigas, nos ofrecen un colchón para todos esos sufrimientos cotidianos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.