MÚSICA QUE ESCUCHABA A LOS 14

Fijáos bien en las dos portadas de esta revista que leíamos en los años 80. A Miguel Bosé le quedaban 10 años de vida. Compramos esta revista dominadas por un ataque severo de taquicardia. Ahora, con 50 años y más, dice que le quedan muchas cosas por hacer. En fin, tuvimos nuestro momento trágico por 50 pesetas. Peor fue el día que nos anunciaron el romance entre Leif y Pedro… a ver, esos dos tenían que ser nuestros ¿qué hacían liándose entre ellos? Y ENCIMA HABÍAN SECUESTRADO A PEDRO MARÍN. NO… demasiado para nuestro corazón adolescente.

Por esa época todavía no debía haber salido la consigna de no dar publicidad a los suicidios, y en cada uno de los números nos ofrecían una historia de amor fallida en la que varias adolescentes se suicidaban por rabia, por celos o por cualquier otro motivo. Yo me tenía por una adolescente totalmente mediocre y aburrida, que a pesar de pasar por el torbellino hormonal típico de la edad, no tenía amores tormentosos ni tenía que disimular un incipiente embarazo. Eran historias terribles que nos llenaban de congoja y nos colocaban (a mi por lo menos) en nuestro lugar de niñas buenas que NUNCA adornaríamos la portada del SuperPop. Éramos niñas que soñábamos con un príncipe azul con pantalón de pinzas blanco y cabellera larga que nos llevase en su maravilloso Cadillac.

Pronto nos dimos cuenta de que a nuestro moreno le gustaba más el Cadillac que nosotras:

it makes you mad.
Geronimo’s Cadillac
oh baby
I’ll hold you back
You’re tossing and turning
it’s burning
it makes you sad.
I’m looking through the eyes
the eyes of love
Made a fool of me
can’t get enough –

 “te vuelve loco, el Cadillac de Gerónimo, o baby, te cogeré por detras, estás agitándote y girando, está ardiendo, te pone triste, estoy mirando a través de los ojos, los ojos del amor, me vuelve tonto, no tengo suficiente… ” 
En fin… así que decidimos pasar del europop y nos decantamos por los 7 pecados capitales de Tequila. A ver, una tiene su corazoncito romántico (saqué un 10 en el test, que sé que os habéis fijado en el detalle), pero una cosa es una cosa y otra toda la contraria, así que cambié los pantalones de pinzas por las mayas rayadas, mira tú.

Pero cuando llegaba a eso de

Un poco más de rollo
no vendría mal,
Un poco más de rollo
no vendría mal:
si no estoy colocado
no puedo tocar.

entonces era cuando empezaba a hacerme preguntas, para las que normalmente no tenía respuestas en el SuperPop. Al principio pensaba “pues cómo se va a colocar bien con lo que se mueve este tal Alejo”. Pero no sé, algo me decía que esa no era la interpretación correcta de la letra. La cadencia de la voz del cantante, la risa que le entraba a mi padre cuando yo cantaba la canción a voz en grito… algo.
Y como la cabra tira al monte, y yo era más de Javi que de Pedro (el príncipe que nos habían pintado de pequeñas era rubio y de ojos azules, y todavía no sabíamos de los tintes y las lentillas de colores) tropecé dos veces en la misma piedra (o tres, ya no llevaba la cuenta: George Michael.

Era entonces cuando empezamos a hacer esas fiestas de Noche Vieja inolvidables. La estrategia que mi madre pretendía que pusiese en marcha era la de “brazo estirado en las lentas”… no sé si me entendéis. Y QUE NO SE PEGUEN MUCHO. Era la misma época en la que me enseñó que había que ir en el autobús con un lápiz bien afilado por si las moscas.

– “¿Qué moscas, mamá?” le preguntaba yo
– “Las moscas, hija, las moscas”

El día que usé la estrategia del lápiz (la del brazo nunca la puse en práctica, todo hay que confesarlo) hubo un grupo de señoras que me jalearon, y la mosca se fue con el rabo entre las piernas. Fue mi primer acto de feminismo radical.

Pero niñas, qué queréis que os diga, después de ver a Leif convertido en esto

os digo seriamente: donde esté un hombre feo, fuerte y formal, que se quiten todos los demás.

2 respuestas

  1. Ohhh!! muy bonito 😉 yo era muy de…el Cadillac de Jerónimo jejeje tengo un montón de discos de vinilo de ellos, y tb de super pop jijijijiji alguna debe haber todavía por mi casa. Me ha encantado tu post

  2. Bueno, lo importante es que hemos conseguido reponernos de aquella época, que no fue nada fácil. Teniendo al SuperPop como consejero… lo extraño es que ahora estemos escribiendo un blog.
    Un beso, Lois

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.