MOTHER FEMINISTA

EDITO para poner el enlace del post al que se refiere esta entrada, ya que he caído en que muchas de mis lectoras no leen el ABC. 


No me deja de sorprender que bloggeras reputadas escriban post sin documentarse. Esto no es serio, señoras, que sus escritos los leen miles de mujeres y se pueden creer lo que dicen. Por ejemplo, en estos días podemos leer un post que seguramente ha tenido muchas visitas y que afirma que la “culpa” de que las mujeres trabajemos y nos veamos en la obligación de, llorosas, dejar a nuestras criaturas a cargo de extraños, es del feminismo. Afirma esta bloggera reputada que el feminismo nos sacó de nuestras casas y nos embarcó en el mundo laboral, haciéndonos creer que éramos iguales que los hombres. Esta afirmación es inexacta en  varios sentidos que voy a ir detallando punto por punto:
1) El feminismo surgió como consecuencia de las graves desigualdades de género que se vivían en el mundo occidental (del oriental podemos hablar en otro momento, tema interesante). Me imagino que a esta bloggera le parece bien que las mujeres votemos. Pues el movimiento sufragista fue uno de los movimientos feministas más importantes, y gracias a él ahora ella y todas nosotras podemos votar en igualdad de condiciones con nuestros compañeros. Fíjate que las mujeres no salieron gritando “¡Queremos trabajar y que a los bebés los cuiden otros!”. No. Salieron a gritar “¡Queremos votar, igual que los hombres!” Las españolas no lo conseguimos hasta el siglo XX, con la Constitución de 1931, aunque como ya sabéis, Franco anuló el derecho al voto tanto de hombres como de mujeres durante 40 años.  
2) La mujer ha trabajado desde que el mundo es mundo. El feminismo no es la causa de que abandonase el hogar y a sus hijos. Las mujeres han trabajado en el campo, en las fábricas, en las escuelas, han sido artistas y científicas desde hace siglos. Las feministas lo que han hecho es exigir igualdad de condiciones en el trabajo e igualdad de acceso a formación superior. Porque antes (y ahora) había mujeres a las que no las dejaban ir al colegio, por no hablar de la universidad… porque esta señora bloggera es universitaria, intuyo, y seguro que le parece bien que las mujeres podamos ir a la universidad e incluso ocupar cargos de responsabilidad. Las feministas han estado luchando para que nosotras ahora nos podamos lamentar de tener una carrera y tener que elegir entre ejercerla o cuidar a nuestros hijos… o por el contrario podemos tomar el testigo y, como feministas, luchar por una política de conciliación familiar y laboral justa que imprima valor a la crianza y la educación de los niños y niñas en sus hogares y que a la vez permita que las personas que tiene hijas e hijos puedan compaginar la parentalidad y el trabajo.

3) El feminismo no es una ideología, sino un campo de estudio, reflexión y trabajo inmenso que no se puede simplificar diciendo que nos ha sacado de nuestros hogares para ponernos a trabajar. Nunca he leído ni he oído a ninguna feminista que lo de quedarse en casa cuidando de los hijos es una cosa de marujas. A lo mejor se lo podemos oír a alguien que se cree feminista pero que no ha leído en su vida nada sobre feminismo. Por el contrario, el feminismo intenta fracturar las normas androcentristas que dominan nuestra cultura para que cambiemos un mundo pensado por y para los hombres por otro mundo que respete las necesidades y características de todos sus miembros: hombres, mujeres, niños y… demás animales (quien sepa de feminismo sabe a qué me refiero).

En conclusión, cuando tienes un blog no basta tener muchas visitas, muy buen diseño y una tipología de letra perfecta. Además, hay que pensar un poco sobre lo que escribimos. Hay que ser conscientes de que, quien nos lee, nos confiere cierta autoridad y puede creerse todo lo que escribimos. Por eso, tenemos la responsabilidad de, aun estar escribiendo en un medio divulgativo y personal, ofrecer información contrastada y documentada. 

36 respuestas

  1. Mira, que ganas tenia de leer algo como esto.Estos dias me he estado reconcomiendo por dentro, con ganas de soltar todo lo que tu has dicho.La explicacion fundamental es que El Feminismo no es una “corriente ideologica” es un derecho fundamental, porque sin el simplemente no tendriamos la opcion de elegir quedarnos en casa o trabajar.”La exclavitud” de la que habla el post que mencionas, viene dada por nosotras mismas y esa necesidad de poder llegar a todo.Seguramente sin el feminismo hoy en dia ni tu, ni yo, ninguna mujer tendriamos un blog, una carrera,carnet de conducir y un largo etc.
    Enhorabuena por este ENORME post que tanta falta hacen en la blogosfera.
    Desblogger
    Un besazo y enhorabuena por el post

  2. yo pienso que hasta que no aprendamos a respetarnos y a valorar las decisiones de cada mujer… y sobre todo a no considerar que el trabajo es algo que se realiza sólo fuera del hogar… que sigamos con el mito de la “superwoman” que hace de todo y pretende demostrarle al hombre que puede quedarse sentado en el sillón mientras nosotras lo hacemos “todo”……. tipo león de la selva por otro lado (menudo chollo)…… A veces escucho cosas…… que realmente me hacen pensar que cada una va en un barco distinto, incluso en direcciones distintas, pretendiendo colgarse la etiqueta sin tener muy claro cual. Los concursos de… a ver quien es más trabajadora, mejor madre y está mas cansada me aburren. Las rivalidades de qué pisto es el más estupendo o quien plancha mas ropa y hasta mas tarde también. Yo si creo que nos comportamos como enemigas la mayoría de las veces y desde luego creo que el trabajo de la mujer y más en los tiempos que corren debe ser equitativo y equiparable tanto fuera como dentro del hogar. Parece increíble que sigamos dando vueltas sobre nosotras mismas, pero lo hacemos.

  3. Querida Desblogger, estuve esperando tu desblogge, pero como no llegaba me lancé a la aventura. Ahora en serio: me alegra mucho haber puesto en palabras lo que sé que muchas pensaron cuando leyeron el post. Gracias maestra. Un abrazo.

  4. Sin entrar en dimes y diretes, y tras haber leído ambos posts, me queda claro las diferencias y el conflicto que se ha podido desarrollar entre lectores y lectoras de ese blog. Particularmente, creo que tu post es esencial para comprender parte de la historia.

  5. Lo mismo si me esfuerzo podría estar hasta más de acuerdo contigo, aunque lo dudo…
    ¡¡No puedo estar más de acuerdo con todos y cada uno de los puntos!!
    Empezando con que cuando escribimos en un blog algo que escapa de nuestra vida ordinaria, que supera nuestro día a día, que va más allá de una opinión personal.. deberíamos documentarnos más y mejor y por lo menos no “disfrazar” nuestras opiniones personales de afirmaciones categóricas.
    No hay nada mejor que la historia para poner a cada uno en su sitio y sí.. alguna me dirá que el voto de la mujer no fue apoyado por la totalidad de la izquierda de la época porque había mucho miedo a que la mujer votara lo que le dijera su confesor, no seré yo quien diga que no tenían quizás su punto de razón pero no era justo que la mitad de la población no tuviera los mismos derechos que la otra mitad.. esas son las cosas por las que trabaja y trabajaba el movimiento feminista.
    Lo dicho, hermana.. ¡¡chapeau!!
    Bss!!

  6. Pues si la buena mujer se educó en un colegio feminista, como ella misma afirma, no le dejaron muy claro de qué iba el tema.

    Aún así, ella alude a un conflicto con el que me sentí identificada en un primer momento de mi maternidad: la mujer independiente y libre vs. la mujer madre, con un bebé que le condiciona y del que, de repente, se siente orgullosa de cuidar.

    Buen post 🙂

  7. Pues con todos mis respetos hacia ti, cosa que tú no has tenido con la autora del artículo que mencionas (de los mejores que he leído en años) he de decirte como profesora de historia contemporánea que la que te equivocas eres tú. Además de lleno. Verás, el feminismo tuvo varias fases, y la autora del ABC se refiere a la última, a la abanderada por Simone de Beauvoir, no a las que lograron el voto femenino. Hacía tiempo que no leía un post tan lleno de odio, rencor y rabia hacia alguien. Supongo que no aprobarás mi comentario, pero haré foto y si no lo haces lo contaré en las redes.

  8. Interesante.. el tema del feminismo, que da para muchas entradas de blog y como dices, hay aspectos del mismo que se pueden hablar en otro momento mas que nada por la complejidad que implica. Mi duda es: Tanto la introducción como la conclusión de esta entrada se basa en hablar de ‘otra persona’, que vaya a saber quien es, pero el tema eje no parece ser el feminismo en si, si no hablar de los demas por eso lo planteas al comienzo y al final. No disiento totalmente de tu explicacion en el desarrollo de la entrada; aunque esta bastante incompleta y pobre. Te quedas en las suffragettes y omites o quizas desconoces los ejes temáticos de Atwood, Friedan y muchas mas que tocan aspectos relevantes que van mas alla del voto femenimo. Me da espina que escribes un post con el fin de hablar mal y con rabia sobre alguien que seguro ni penso en ti, ni creo que tenga un problema personal contigo ni tampoco que se le quite el sueño por lo que dices. Te has tomado lo de “killer’ en serio? Pues, en tu intento por ‘corregir’ a los demas y rebajar con tus calificativos, has quedado como una mal educada y una mal informada. Que pena..

  9. Hola Pilar,
    Ya vamos sabiendo de nuestra afinidad 😉 Documentarse para escribir es esencial, escribas de lo que escribas. Incluso si escribes sobre DIY (que no me gusta porque soy una lerda desorganizada, no porque crea que es de marujas). La historia es esencial para comprender dónde estamos y quienes somos, y las versiones de la historia se construyen a imagen y semejanza de quien las plantea. Por ello, leer leer y leer es lo mejor para escribir con calidad.
    Un abrazo.

  10. Luego de una lectura desapasionado de ambos blogs me voy a tomar la libertad de hacer algunos comentarios siguiendo el orden que aquí se exponen las cosas.
    Al prólogo: Estoy convencido de que tienes un problema de comprensión lectora porque nada de lo que interpretas en el blog de Gema Lendoiro es como tu lo pintas, no es cierto que ella afirme que el feminismo sacó a las mujeres de sus casas.
    Al punto 1.- Género tienen las palabras, las personas tenemos sexo. Ergo se dice desigualdades de sexo no de género, ese equívoco proviene de una mala traducción del inglés donde se habla de “gender”, cuya buena traducción sería “sexo” si se trata de personas o “género” si se trata de palabras.
    Un poquito de historia, en la Constitución de 1931 no se garantiza ni se establece el sufragio femenino. Este se implementó mediante ley en la II República durante el gobierna de la derecha. el PSOE, abanderado hoy por hoy de la igualdad de “género”, se opuso ferozmente al sufragio femenino, su argumento era que las mujeres votarían lo que sus maridos o los curas les ordenaran.
    Al punto 2.- Si lees correctamente el blog de Gema, verás que no se contradice con lo que tú expresas en el tuyo. Parece ser que tu pobreza argumental tienes que suplirla con ataques personales.
    3.- Es difícil contradecirse más en un mismo párrafo. Empiezas sosteniendo categóricamente que el feminismo no es una ideología y acto seguido dices que el feminismo intenta fracturar normas androcentristas para cambiar el mundo… Vamos, que se eso no es ideología que venga Dios y lo vea.
    Conclusión: Parece que te molesta que Gema tenga más lectores que tú. Ponte a pensar si no será porque ella escribe sin destilar tanto odio y revanchismo y se hace más cercana a la experiencia de la gente común.

  11. Parece que los/as defensores/as de Gema, a la que no tengo el gusto de conocer, han llegado. Efectivamente, mi intención no era hacer un tratado de feminismo, era simplemente contradecir una publicación que decía y dice (si no se ha editado en el interim, he hecho una foto por si acaso ;)) que el feminismo nos ha sacado de nuestras casas para trabajar. Cito textualmente a Gema Lendoiro:

    “El feminismo sacó a las mujeres de las casas, de los hogares y ahora esas mujeres, muchas, están perdidas porque sienten que van en
    contra de sí mismas. Y muchas no lo expresan porque temen no ser comprendidas. La igualdad de derechos es indiscutible y en eso sólo me queda aplaudirlas. Pero se dejaron el trabajo a medias. Nos contaron que éramos iguales y se equivocaron. Nos sacaron de la cueva donde manteníamos el fuego pero no nos explicaron qué hacer mientras para que ése no se apagase. Lo dejaron todo a medias. Y las consecuencias más inmediatas son sociedades hambrientas de calor materno, niños arrullados en sus primeros meses por mujeres que, a su vez, han dejado a sus hijos a miles de kilómetros. Y esto lo propicia nuestra sociedad. Y la llamamos avanzada. Está claro que algo no está funcionando.”

    Estando de acuerdo con ella en que esta contradicción existe, como ya he dicho en respuesta a este comentario, decir que ha sido el feminismo el que nos ha sacado de nuestras casas es una sentencia que no se sostiene. Dudo que a las mujeres que trabajaban en las fábricas en el XIX las impulsase una ola de feminismo “sujetadores fuera”, como dice Gema. Simone de Beauvoir nunca dijo ni que había que quitarse el sujetador ni que había que trabajar y dejar a los niños en la guardería. De hecho, si Gema hubiese hecho caso a Simone, no hubiese tenido hijos, ya que ella lo que decía era que la maternidad oprimía a la mujer y no la dejaba desarrollarse libremente. Por eso, Simone no tuvo hijos. Pero después de Simone, muchas feministas le han dado vuelco a sus argumentos y han reivindicado el derecho a una maternidad respetuosa con la naturaleza femenina. El Ecofeminismo, por ejemplo. Pero vamos, que desde luego este no es un blog de feminismo. Hay buenísimos blogs de feminismo (y libros, todavía se escriben muchos libros) para estar al día en cuanto a este movimiento y lo que ha cambiado desde Simone de Beauvoir. Aquí os dejo uno muy interesante… ¿Habíais oído hablar del Cyberfeminismo?
    http://lacuartaventana.blogspot.com.es/

  12. http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/09/espana/1323427653.html
    Sobre el sufragio femenino y Campoamor, su principal precursora. Cuando editamos un post, es conveniente avisar a los lectores. Fijaos que no fue el feminismo el que obligó a trabajar a esta mujer, que hizo mucho por nosotras. Y tampoco es el feminismo, ni el de Campoamor ni el de Beauvoir, el que defiende el trabajo femenino como factor de liberación de la mujer. En uno de sus libros más conocidos, Simone de Beauvoir dice:
    “”Puesto que la opresión de la mujer tiene su causa en la voluntad [masculina] de perpetuar la familia y mantener intacto el patrimonio, la mujer se librará de esa dependencia absoluta en la medida que se libre de la familia; si la sociedad, negando la propiedad privada, rechaza la familia, la suerte de la mujer mejorará considerablemente.”

  13. Creo que sé a cuál te refieres porque hice RT. Ahora mismo no recuerdo, pero yo entendí que se refería a las que se dicen feministas pero no hsn leído nuca nada sobre el tema.

  14. Dicho sea de paso, yo no he leído nada sobre feminismo porque de entrada no me interesa demasiado, pero en aquel post me sentí identificada con las ideas que decía, que no sé en qué medida se encajará en el feminismo pero que es real.

  15. Hola Patricia,
    El texto dice textualmente “El feminismo sacó a las mujeres de las casas, de los hogares y ahora esas mujeres, muchas, están perdidas porque sienten que van enmadre-e-hijo contra de sí mismas. Y muchas no lo expresan porque temen no ser comprendidas. La igualdad de derechos es indiscutible y en eso sólo me queda aplaudirlas. Pero se dejaron el trabajo a medias.”

    Se refiere al FEMINISMO. Y eso es lo que trato de contradecir en este post: el feminismo no es el que nos “obliga” a salir de nuestras casas a trabajar. Pero como ya le he dicho a Monstrua, no es extraño que sientas las contradicciones de la maternidad: existen y las feministas han hablado de ellas largo y tendido.
    Aprovecho para añadir que en este tema se obvia demasiado a menudo el factor “clase”. No todas las mujeres somos iguales y no todas tenemos accesos a los mismos trabajos. Por eso, hacer una generalización de este tipo no solamente deja de lado muchos feminismos, sino que también ignora muchas circunstancias sociales de las mujeres que tienen problemas mucho más graves que el de tener que dejar a su bebé en una guardería.

  16. Y mi pregunta es ¿qué hace un chico como tú en un sitio como este? Claro que el objetivo de este post es hablar de otro post, lo digo desde el principio, y no hacer un tratado de feminismo. Este es un blog dedicado a temas de maternidad, y como tal se encuadra en un contexto social y va dirigido a un público muy concreto. Cuando se publica el post de G. Lendoiro y se difunde por twitter, muchas mujeres se sienten sorprendidas por su afirmación categórica de que el feminismo nos ha engañado. Ni conozco a Gema ni tengo nada en contra de ella (es más, ella alagó mi post inicial retuiteándolo y aplaudiendo su contenido), pero creo que su post se basa en una idea muy potente, la de las contradicciones culturales de la maternidad, que ella presenta haciendo responsable al feminismo. Por eso escribo este post, para rebatir que el feminismo nos haya obligado a salir de nuestras casas a trabajar. Para eso no tengo que escribir sobre Atwood (aunque sí menciono el ecofeminismo) ni sobre Friedan y su Mística de la feminidad (a la que quizás podría haber acudido Gema para sustentar sus planteamientos). En todo caso, gracias por traerlas a colación y por pasarte por este post a comentar, vengas de donde vengas.

  17. jajaja que miedooooooo!! “sino lo publicas lo contaré en las redes…”pues si yo fuera Mother Killer te diría corre chivata y lo cuentas … pero por lo que veo ella es más educada que yo. Qué pasa que con la frase de ” pues con todo mis respetos hacia ti…” ya se justifica toda la retahíla de adjetivos para juzgar este post? según tú lleno de odio, rencor y rabia? pues parafraseándote y con todos mis respecto hacia ti , (y añado de buen rollo!!)no tienes ni idea y me parece que te has sobrado un poquito bastante insinuando que lo que mueve este post es el odio, el rencor y la rabia. Válgame el Señor por decir que la autora del ABC no se ha documentado y que se resposabilice de lo que publica debido a que la pueden seguir muchas y muchos lectores ( eso es un alago no?) Bueno saco en conclusión que malamente se aceptan las criticas según llegamos aciertas edades!! :))

  18. Pues ya hemos debatido sobre esto, y yo creo que tienes razón en tus argumentos sobre el feminismo, pero también creo que Gema habla de su experiencia personal, de sus opiniones como mujer y madre.

    Yo viví también ese momento de sentirse antinatural porque no se nos enseña ni se nos habla (al menos no a mi) sobre el conflicto al que llegas en tu vida como madre y como profesional en un primer momento. Me sentía antinatural por sentir que no me llegaba únicamente el ser madre, que quería trabajar, elegir, que quería el TODO. Llegué a decirle a mi padre que “para qué me había exigido y animado a estudiar, a tener una carrera si total ahí terminaba todo”. Hasta que te reencuentras, es complicado.

    Creo que sí hay una tendencia social a definir a toda aquella mujer que se queda en casa como maruja.Y creo también que, día de hoy, ese todo se resume en poder elegir:tener la posibilidad de decidir y que esa posibilidad es el fondo del feminismo, en el sentido de tener las mismas posibilidades y derechos de un hombre
    He dicho!!!

  19. y una cosa más quisiera decir: me parece mal que se comenten blogs desde el anonimato. La blogger lo hace poniendo su nombre, y critica- que no insulta- las opiniones de otra blogger. Un anónimo que se permite pasar el rato suficiente en un blog como para escribir 3 comentarios debería al menos dejar su nombre (por lo menos el de guerra)

  20. ¿”…con todos mis respetos hacia tí…”?…pero firmo como anónimo.
    ¿”…haré foto y si no lo haces lo colgaré en las redes…”? …pero firmo como anónimo.

    En algún momento me colé en el patio del colegio y no me dí ni cuenta..
    ¡¡Por Diorrr!!

  21. Hola Paula,

    Yo estoy de acuerdo con Gema con esa sensación de desasosiego y esa contradicción entre ser una gran mujer profesional e independiente y, por otra parte, se madre. Yo lo he sentido y lo siento en mis carnes. PERO no creo que el feminismo sea el culpable de esto. Sí es el culpable, como bien dices, de que podamos decidir. Yo también he clamado a veces por una vida más sencilla… pero mira, te hago una pregunta ¿tú cómo vas a educar a tu hija? ¿la vas a enseñar a ser una buena madre o la vas a animar a que estudie y se saque una carrera? ¿O ambas cosas? ¿Le vas a explicar lo de las contradicciones de la maternidad? Upsss, ahora que me doy cuenta, mi hija de 14 ya es consciente de todo eso, porque me ha visto devanarme los sesos día a día para compaginar cuidado, vida laboral y vida personal. Su generación va a estar más preparada para las contradicciones, seguro.
    Un beso fuerte, me encanta tenerte por aquí.

  22. Interesante tema. Si se trata de tomar partido, estoy con Mother killer, of course. Pero la verdad es que tampoco me parece de recibo exculpar totalmente al feminismo: dentro de sus múltiples corrientes, las ha habido (y las hay) de una miopía formidable: la defensa del trabajo remunerado fuera de casa como el único y auténtico horizonte de realización para la mujer, la consideración del cuidado como pura carga y la negación de la posibilidad de que los cuidados puedan ser fuente de realización han sido relativamente comunes en ciertos feminismos. Por supuesto, y afortunadamente, existen otros feminismos con los que sí podemos sentirnos implicadas.
    Lo que le pasa a Gema Lendoiro es un clásico del pensamiento de derechas: se percibe una realidad actual que no gusta, y se apunta miopemente como culpable a ciertos discursos progresistas, en lugar de identificar al verdadero culpable, que suele ser el inmenso poder erosionador del mercado y su lógica. Por ejemplo: ¡socorro, la familia se hunde! La culpa es, seguro, de los progres que lucharon a favor del divorcio y a favor de otras formas posibles de familia, etc. Por ejemplo: ¡socorro, la maternidad se ha vuelto invivible! La culpa es de las feministas que lucharon porque las mujeres tuvieran otras salidas vitales. Por ejemplo: ¡socorro, se están perdiendo todos los valores tradicionales y humanistas! La culpa la tienen los ateos que socavaron la tradición católica. Y así sucesivamente.

  23. El otro día leí el blog referido, y aún no se me han cerrado los ojos del asombro.
    Por supuesto que como decís, la sensación de la mujer madre es la misma, pero creo que culpar al feminismo es un absurdo enorne!!!
    Las feministas han hecho mucho y nos sigue quedando mucho camino.
    El día en el que desde los gobiernos se nos de la posibilidad real de elegir ese día seremos libres e iguales!!

    Gran reflexión!!!

  24. Yo creo que el problema está en una idea del feminismo mal entendida. Para mi el feminismo es el derecho de poder elegir libremente.El problema es que esa libertad de elección trae consecuencias poco favorables para nosotras cuando no debería de ser así. Todas sabemos qué es lo ideal cuando eliges seguir siendo profesional además de madre; la conciliación, pero no interesa, y como no interesa nos venden la moto de un feminismo “que nos sacó de nuestras casas ” como diciendo “esto es lo que hay; o lo tomas o lo dejas si quieres igualdad”, como si la maternidad o el quedarse en casa fueran un atentado contra el movimiento feminista. Y es que a veces parece que nos olvidamos de que la igualdad no consiste convertirnos en una fotocopia de lo que es el hombre.

    A mi el feminismo, o mi idea del feminismo,fue lo que me hizo quedarme en casa porque como mujer y desde mi libertad para elegir establecí cuales eran mis prioridades basándome en cuales eran mis circunstancias. Pero hablo de mí, no considero que haya sido mejor o peor elección, simplemente ha sido MI elección.

    La verdad es que el tema da para mucho, muchísimo, de hecho a mi me parece un tema interesantísimo, pero para comentarlo propiamente desde una perspectiva literaria o histórica tendría que documentarme y leer mucho más. De momento dejo mi opinión personal.

    Respecto a Gemma, entiendo que sea su experiencia, lo que pasa es que yo como madre lactante que he sido ya me he sentido ofendida por algún comentario que ha hecho totalmente fuera de lugar y de forma despectiva, tono que ya ha utilizado en otras ocasiones cuando no están de acuerdo con ella.

    Un saludo Mother, como siempre genial!

  25. Hola Carolina,
    Gracias por tu comentario, es muy aclarador y coincido al 100% con lo que dices. Hay muchos tipos de feminismo y cada cual deconstruye la estructura patriarcal de formas diferentes. Por eso, decir así, en general, que el feminismo nos ha echado de nuestros hogares para ponernos a trabajar es un despropósito. Por eso y… porque no es verdad. Y sí… lo que me rechinó del post de Gema fue precisamente que le echara la culpa al feminismo sin hacer una reflexión sobre qué es el feminismo y cuáles los mecanismos que han hecho que nos expulse del calor de nuestro hogar.
    En fin, Carolina, es un honor tenerte por aquí.

  26. Las feministas (nosotras, tu, yo y la que quiere igualdad) tenemos mucho por hacer todavía. Si los gobiernos no hacen nada por nosotras, habrá que reflexionar qué pasa ahí y como cambiarlo. ¡Un abrazo y gracias por tu comentario!

  27. Hola preciosa,

    Me ha encantado lo que dices, porque aporta al debate algo que solo se había mencionado de pasada: el derecho de la mujer (o del hombre) a decidir quedarse en su casa cuidando de sus hijos. Esa es una decisión desde mi punto de vista tan feminista o tan poco feminista como cualquiera. Es feminista si parte de una conciencia de que habría otras opciones que se pueden escoger y de una decisión propia. No lo es cuando no te queda otro remedio porque la sociedad te obliga a hacerlo, o porque no tienes cualificación para trabajar, o cuando no has pensado nunca que haya otras opciones. Hay muchas mujeres en la actualidad, con mucha preparación para trabajar, que han decidido no hacerlo (o no hacerlo fuera de casa). Y han decidido hacerlo por razones muy concretas y meditadas. Pero lo importante, al menos para mí como feminista, es que estas mujeres han tenido oportunidad de tener una educación que les permita hacer este tipo de reflexiones.

    ¡Un abrazo, querida!

  28. Esta entrada me parece excelente! Voy a linkearla a mi próximo post sobre el tema.
    La tal Gema Lendoiro que dijo semejante barrabasada no sólo no sabe de feminismo, tampoco tiene un mínimo conocimiento de historia. Porque vamos, la explotación y el sometimiento hacia mujeres y niños existió siempre salvo en algunas pequeñas sociedades matrilineales. Ya lo explicaste muy bien más arriba.
    En Argentina, las mujeres votamos por primera vez en 1952. Veinte años después que en España, pero luego se sucedieron diferentes golpes de Estado y eso coartó el derecho al voto de varones y mujeres durante años. Ese fue un pequeño GRAN logro del feminismo. Sin embargo hay mucho por hacer aún. El andocentrismo sigue predominando en los mitos y discursos sociales. Las propias mujeres vemos el mundo a través de los ojos del varón. Hay muchísimo machismo en muchas mujeres, como es el caso de esta señora bloggera a la que por suerte no tengo el (dis)gusto de conocer.
    Comparto lo que dice Pepita y, al igual que ella, yo también elegí, decidí a conciencia dejar de trabajar para criar a mi hija los primeros años de vida. Y lo hice con el apoyo de mi compañero que por suerte para mí y para Muriel no es nada machista.

    Me encanta leerte mother killer, SABELO!!!

    Un abrazo revolucionario… al final, venceremos!

Deja un comentario