MI DOULA

Criando Juntas
Criando Juntas

Cuando llegué a VillaSpringfield estaba perdida y desorientada. Cuando Vampi Killer decidió que yo sería su mamá y mi barriga empezó a crecer, tuve claro desde el primer momento que ese niño no nacería en el hospital. Quería saber cómo era un parto de verdad, de los de todos los siglos anteriores a la aparición del intervencionismo médico. Y como el deseo es el primer paso para conseguir algo, mis ojos se posaron un día en un pequeño cartelito pegado en la puerta de una tienda:

DANDO VIDA. YOGA PARA EMBARAZADAS.

Algo me dijo que ahí estaba la solución. Llamé a ese teléfono, que desde entonces está en la lista de mis contactos más preciados y me contestó una voz dulce que todavía resuena en mis oídos. Había oído hablar de las doulas, esas maravillosas mujeres que dedican su tiempo a acompañar a las embarazadas para preparar su parto, que las sostienen en los momentos de duda e incertidumbre, que las cuidan y miman como hacían las antiguas comadres cuando el mundo era más mundo que ahora.

De la mano de mi Doula, descubrí que era dura la lucha para tener un parto respetado. Que un plan de parto no bastaba para que te tomasen en serio. Que la batalla podía llegar a ser encarnizada si decidías gritar en voz alta que no querías un parto medicalizado, que no hacía falta la oxitocina para parir, que la epidural no entraba en tus planes, que no querías que se llevasen a tu bebé para limpiarlo nada más nacer, que lo querías pegado a tu pecho, y que nadie tenía derecho a negarte ese momento. Ah, y que deseabas que tu vulva permaneciese intacta, sin cortes innecesarios que podían dejar secuelas de por vida.

Mi doula me descubrió a la matrona que atendería mi parto. De su mano, conocí a la mujer que me ayudó a traer al mundo a mi pequeño Vampi Killer, que nació ante los ojos de su familia en el salón de casa. Mi amiga estuvo allí toda la noche. Vampi llegó al mundo a las 4 de la mañana, orondo y rollizo, con sus 3,700 y sus ansias de teta. Ella me apoyó, me acarició, grabó en vídeo todos y cada uno de los momentos intensos vividos aquella noche. Sus manos y su sonrisa me/nos acompañaron en todo momento.

Nunca olvidaré su presencia, sus palabras, su acompañamiento, su fuerza, su energía. Su pasión por todo lo relacionado con la maternidad es apabullante. Esta mujer tomó una decisión: quería ser matrona. Y durante estos años ha luchado incansablemente por lograr su objetivo. Primero estudió enfermería (y tuvo a su preciosa segunda hija, cuyo nacimiento tuve el honor de presenciar), y ahora está cursando sus estudios de matrona. Las mujeres que “caigan” en sus manos serán afortunadas, porque traer vida al mundo es la vocación de mi amiga. Para ella, ayudar a dar vida es un proyecto sagrado, como lo debería ser para cualquiera que se dedicase a este oficio.

Amiga, hoy es tu cumpleaños. Me siento muy afortunada de haberte conocido y de que estés en mi vida. Cuando termines tus estudios de matrona, quiero que lo celebremos por todo lo alto. Eres una de las mujeres más bellas y más fuertes que nunca he conocido. Te mando desde aquí mi homenaje y mi deseo de que todos tus sueños se hagan realidad. Te quiero con todo mi corazón.

20140307-124458.jpg
MI DOULA

4 respuestas

  1. Ohhh estoy emocionada hasta las trancas, hasta las extrañas, las mujeres, las comadres mis comadres!! Y claro como no podia ser de otra forma amiga compartimos doula, mi diosa de ébano, nunca olvidaré su olor a hoguera, a hogar el día q me acompaño a traer a mi pequeño al mundo, el día q me uni para siempre ha ella con esa experiencia, el día q me prepararo con todo su amor un zumo de vida! Aquel día q vi su coraje como tomo las riendas y miro junto a mi familia al futuro, el día q ella confio y visualizo q mi hijo nacería como su madre soñó tantas veces en aquellos meses!! Hoy recuerdo los cumples vividos juntas con ternura y con esperanza con mucha esperanza!! gracias querida killer, por, cederme este sitio en tu rinconcito para expresar hoy a nuestra querida doula y amiga mi gratitud y mi admiracion!!! Os quiero mis brujas!!

Deja un comentario