Madres con móviles en el piel con piel

Ya, ya sé que el título es raro. Si no frecuentáis twitter y no estáis familiarizadas con las forma en que algunos pediatras y neonatólogos twiteros hablan de las madres, no sabréis de qué va. Esperad, que os pongo el tuit de un señor neonatólogo en twitter (una red social pública en la que cualquier persona mayor de 16 años puede tener una cuenta)

No sé, así, a primera vista ¿de qué creéis que va el hilo? Parece ser que este señor ve mal que las mujeres recién paridas escriban mensajes con su móvil mientras están con su bebé piel con piel en las primeras 2 horas tras el parto. No sé muy bien de dónde ha sacado el señor en cuestión que esa es la cifra de mensajes y a cuántas mujeres hace alusión con ese “algunas”. Pero el sabor del tuit es ese: “Mira las pendejas, nada más parir y no hacen más que mandar mensajes con el móvil”. Ahí se centra el foco.

Pues bien, si seguimos leyendo el hilo, dice lo siguiente:

Vale. En este tuit lo deja más claro: está responsabilizando de hacer un piel con piel tras el parto sin supervisión profesional a las mujeres. Y ese “o atendiendo a tu móvil” pone a la misma altura ambas cosas: estar sin supervisión y atender el móvil.

Es decir, está responsabilizando a las mujeres recién paridas de poner en riesgo a su bebé al hacer piel con piel sin supervisión y atendiendo a su móvil. Por más que leo el tuit no veo otra interpretación. Es como si la mujer recién parida decidiese echar a todos los buenos y buenas sanitarias que quieren supervisar su piel con piel y se pusiese a mandar selfies a sus amigas (reconoced que os ha venido esa imagen a la mente).

Pero sigamos profundizando en esta historia. Si observáis, en el segundo tuit, el señor en cuestión deja un enlace. Ese enlace conduce a un estudio en el que se hizo seguimiento de todos los recién nacidos en 5 hospitales de Estocolmo en un período de 30 meses para detectar posibles casos de Colapso Postnatal Inesperado y Repentino (CPIR o SUPC en sus siglas en inglés) y analizarlos. En un total de 68.364 nacidos se detectaron 26 casos de CPIR. En 3 de estos casos, la madre estaba usando el móvil cuando se produjo el colapso. Se entiende que en el resto no y que de los casi 70000 casos analizados, podría haber más mujeres usando el móvil durante el piel con piel.

Es a partir de estos datos que el señor neonatólogo decide lanzar en una red social pública el mensaje culpabilizador y limitante que indica que si usas el móvil durante el piel con piel te la estás jugando. No le dice a sus compañeros y compañeras que deben supervisar a las madres y a sus bebés durante ese período. Les dice a las madres que no se la jueguen. Seguimos.

En otro tuit, pone otro enlace. Es una entrada de blog , dirigida a los sanitarios que asisten partos (no a las madres) que habla del colapso prenatal y el piel con piel. En esta entrada habla de los factores asociados al CPIR, entre los que destaca los siguientes:

-Ser primípara.

-Padres (¿madre?) solos en el paritorio.

-Uso del móvil por la madre durante esas 2 horas mientras hace piel con piel.

-Intentos de inicio de la lactancia materna sin supervisión en las primeras 2 horas (en algunos estudios hasta la mitad de los casos están en esa situación).

-Fatiga materna.

-Posición en prono del bebé (boca abajo, sobre la madre o padre).

-Necesidad de reanimación del bebé al nacimiento (presión positiva y luego inicio de piel con piel).

-Test de Apgar bajo.

-Prematuridad tardía (35, 36 semanas, incluso a términos de 37).

-Parto distócico.

-Si la madre ha precisado sedantes (anestesia general, sulfato de magnesio) que puedan afectar a la madre y/o al bebé.

¿Cuál es la solución que propone el autor de esta entrada? Supervisar el piel con piel. No lanzar mensajes para que las madres decidan no usar el móvil durante el piel con piel (aunque hayan llegado solas a parir y necesiten ponerse en contacto con sus familiares). No se va a twitter a culpabilizar a las madres que usan el móvil durante el piel con piel de la muerte de sus bebés basándose en 3 casos.

Señores sanitarios, dejen de tratar a la mujer pariendo como a un ser al que se puede estar sermoneando en todos los contextos y miren sus propias prácticas. Si tienen que supervisar el piel con piel, supervísenlo, pero no les digan a las mujeres que si usan el móvil tras el nacimiento de su hijo o hija, se la están jugando. No es verdad. Dejen de tratarnos como a niñas en el patio del colegio. Somos adultas responsables que se ponen en sus manos y no tenemos por qué aguantar sus faltas de respeto.