LOS DÍAS TROLL

Por las mañanas, lo primero que hago al abrir el ojo (normalmente el izquierdo, que el otro lo tengo vago) es abrir mi Facebook y mi Twitter. Empiezo a repasar las publicaciones de la gente. Hay días normales: algunas noticias me hacen sonreir, otras refunfuñar, las más pasan indiferentes por mis dedos. Pero hay otros días que una simple palabra o expresión se me atragantan y aparece un pensamiento recursivo: ese día es un DÍA TROLL.
Ese día lo mejor sería esconder mis dispositivos y dedicarme a la meditación. Pero si me lo han puesto a huevo ¿cómo no voy a sucumbir al placer del trolleo? He de decir que la mayoría de las veces me contengo. Ayer leía un post de una amiga hablando de la alimentación de su hija, que si lo bien que comía, lo sano y lo super CG que se lo hacía, y me vino a la cabeza esta frase: “Para que al final acaben comiendo mierda…” Afortunadamente tengo un filtro: si tengo a Father cerca se lo cuento para ver qué cara pone, y la mayoría de las veces frena trolleos peligrosos, de los de “haciendo amigos”. Pero otras veces Father no está y me lanzo a la carrera, sin filtro y sin freno. Al final de ese tipo de días, un extraño silencio puebla mi Facebook y varias velas negras lucen por mí en distintos sitios de la geografía española.
Esos días tengo especial debilidad por los post ñoños, esos en los que alguna mamá habla de lo guay que es dedicarse tiempo a sí misma cocinando una sopa juliana para toda la familia, o ese otro en el que se asegura que los niños son maravillosos y aportan dulzura y estabilidad a nuestras vidas. Los que más me encienden, sin embargo, son los que te invitan a no decir a los niños nunca que no. Fijaos, lo de dejar de gritarles, pase (salud para nuestra garganta, sus oídos y nuestra convivencia) pero no decirles nunca que no para dejar que surja su naturaleza a raíz de la libido no contenida… NO, LO SIENTO.  Y claro, ante argumentos freudianos esencialistas, ironía y sarcasmo a tope, y ya la tenemos liada.

¿Y qué me decís de esas chicas que cuelgan fotos de tíos buenísimos (suele ser siempre el mismo) y les echan piropos y les declaran su amor incondicional? ¡¡¡Buscaos uno real, nenas, que ese está cogido por Shakiraaaaa!!! (las veces que he tenido que borrar ese comentario). 

Pero lo voy a dejar, lo dejo, me estoy quitando. No puedo soportar verme reflejada en el vídeo que me puso Father  ayer en el Facebook.


11 respuestas

  1. Jajajaja!
    Me parto! Dile a Father que yo no “te” veo para tanto!!! Además tú al menos vas de frente, hay quien lo hace y se disfraza de diversión, ironía y “como soy blogger, y tú también, aquí vale todo, pero sonriendo siempre”.
    A trollear se ha dicho 😛
    Un besazo!

  2. La madre que da sano de comer a su hija para que al final acabe comiendo mierda, también te lee.

    Firma la madre que da sano de comer a su hija para que al final acabe comiendo mierda.

  3. Yo en vez de dias troll digo hoy estoy de orcaca borde y el fliter me lo voy a pasar por… Ejem ejem y lo mismo la cara de culo de la vecina que no me habla y a mis
    Amigos que vienen de visita si! Un besito en tol cogote, coño( ejem ejem!

Deja un comentario