Los baños públicos en los centros educativos: sin papel, sin jabón y sin secamanos

Cuando vamos a un servicio público, nos gusta (y está establecido por normativa que así sea) que haya papel higiénico, jabón para lavarnos las manos y algún tipo de elemento para secarlas. Muchas familias hemos educado a nuestros hijos e hijas en el uso correcto de los servicios, a mantener la higiene y a usar correctamente estos elementos. Sin embargo, cuando llegan a sus colegios e institutos, muchos se encuentran con la desagradable sorpresa de que los aseos no cumplen las condiciones adecuadas de higiene.

Hace unos días, decidí lanzar una pregunta en mi cuenta de Twitter:

Las respuestas no se hicieron esperar. Respondieron un total de 55 madres o padres (los datos son aproximados, ya que esto no es una encuesta al uso), de los que 40 contestaron claramente que no había papel en los aseos del colegio o instituto de sus hijas/os y 12 contestaron que sí. Los demás contestaban que sí en infantil y no en primaria o que sí en el de chicas pero no el de chicos. Por tanto, según las familias, no hay papel higiénico en los aseos en el 77% de los centros educativos. En estos casos, muchas de las madres o padres señalan que sus hijos/as tienen que coger el papel en conserjería pero que les dan poco o que depende del humor del conserje (sic). También hay madres que cuentan que sus hijas no van al servicio en toda la mañana, otras que nos cuentan que además de no haber papel higiénico no hay ni tapas ni puertas y otras que relatan como sus hijas han tenido algún que otro accidente sanguinolento por la falta de acceso y adecuación de los aseos en el instituto.

Este tuit también fue contestado por bastantes profesores y profesoras, alrededor de 33. De este grupo, unas 12 personas decían que no había papel en los aseos, y otros 12 que sí había. La proporción era semejante en colegios e institutos. La mayoría del profesorado que señala que no hay papel en los aseos justifica este hecho aludiendo al vandalismo. Por lo visto, el hecho de que haya papel en los baños hace que algunos alumnos atasquen el inodoro con el rollo de papel o que hagan pelotitas y las peguen en el techo. Esto ha llevado en sus centros a tomar la decisión de retirar el papel higiénico de los baños y adoptar otras soluciones: o bien ir a conserjería a por el papel cada vez que van al baño o bien pedírselo al/a docente. A este respecto, quiero hacer especial mención al tuit de un maestro:

También me gustaría hacer mención a la respuesta de un profesor y un maestro, que dicen que en sus centros hay papel en los aseos. Nos dan esperanza: si se quiere, se puede.

Para quienes no conozcáis el centro de Toni Solano, en el que es director, os dejo aquí un enlace. Y a continuación, el maestro:

En conclusión, es una queja bastante frecuente que los aseos de los centros educativos carezcan de las mínimas condiciones sanitarias para que nuestros hijos/as, que pasan allí muchísimas horas, tengan asegurado su bienestar. No es de recibo que, para ir al baño, necesites pedir papel higiénico, por una u otra vía. Imaginad que tuviésemos que hacer eso en nuestros puestos de trabajo: nos parecería absolutamente indignante, así como tener que llevar nuestros propios klinex y encontrar aseos sin jabón, papel higiénico y secamanos. Y la excusa del vandalismo no me vale. Si hay niños (y niñas, las menos) que tienen conductas disruptivas, en las normas de convivencia del centro debe estar marcado cómo se atajarán las mismas, pero en ningún caso la solución a estas conductas puede ser un castigo colectivo que ponga en riesgo la higiene y la salud del todo el alumnado (ni la de los infractores e infractoras, tampoco).