Libertad de expresión


Hay gente a la que le cuesta escuchar cosas con las que no está de acuerdo. Las reacciones pueden ser diversas, pero algo que tiene en común su respuesta es la intolerancia. Creen que la firme convicción que tienen sobre algún tema determinado les da el derecho a censurar a las personas que piensan distinto a ellas. Y cuando escuchan algo que no les gusta insultan, gritan, difaman y buscan por todos los medios acallar a quien habla. 

A veces basta con compartir un enlace de una entrevista interesante para que esas personas, que se creen en la posesión de la verdad más absoluta, monten en cólera. Apelan a lo que ellas creen que son preceptos inquebrantables y dicen tonterías bastante monumentales, como llamar pseudociencia a la sociología para apoyar un argumento biologicista pseudocientífico. Pero su realidad personal debe prevalecer por encima de cualquier otra realidad y recurren a la emocionalidad más desgarrada como señal de que tienen razón.

El recurso a la ridiculización y aplastamiento de las ideas ajenas ya está muy visto. Nadie os dice que dejéis de ser como sois y de pensar lo que pensáis. Podéis seguir vuestra vida aunque veamos las cosas de manera distinta. Pero tanto empeño en taparnos la boca me hace pensar que hay algo de totalitarista en vuestros planteamientos y que para que podáis vivir en paz, todas las mujeres tenemos que pensar lo mismo que vosotras.

Pues va a ser que no. Me da pena veros temblar de rabia cuando escucháis cosas que no queréis oír. Pero la diferencia sigue existiendo, por mucho que os empeñéis en sacar las cosas de quicio. Espero que se os pase pronto el aturdimiento al comprobar que, una y otra vez, la gente es capaz de pensar de forma distinta a vosotras. Respirad profundo, apelad con fuerza a vuestro instinto mamífero y salid de mi vida retropropulsadas por la leche que sale de vuestros pechos a borbotones. Yo, mientras, seguiré leyendo Píkara o lo que me salga del coño.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.