La chapucera implantación de la LOMCE

menos corrupción + educaciónVaya fin de curso tan interesante estamos teniendo en VillaSpringfield. He esperado desde diciembre una reunión en el colegio para que me expliquen cómo se va a hacer la implantación de la LOMCE al curso que viene que nunca ha llegado. Lo único que sé es que va a cambiar el horario y que mi hijo volverá a estudiar sociales y naturales, como cuando yo era joven. También sé que tendrá una nueva asignatura evaluable, Valores Sociales y Cívicos (la alternativa a la religión), pero no he encontrado ninguna información sobre los contenidos que va a tener esta asignatura. 

Todo esto se habla en los grupitos de padres y madres que se forman a la entrada del colegio. Todas nos sorprendemos de que a estas alturas no sepamos a qué hora van a entrar y a salir del colegio nuestras hijas e hijos de 3º y 5º de primaria. Pero acatamos, callamos y esperamos. No sabemos cómo influirán estos cambios en nuestras vidas. Tampoco sabemos qué libros tendrán nuestros hijos el curso que viene ni quiénes serán los afortunados que reciban la limitada subvención que da nuestra comunidad autónoma para unos pocos. 

Nos venden como una mejora de la calidad educativa una vuelta al pasado. Nos vuelven a demostrar lo poco que importamos las familas, las niñas y los niños, haciendo una implantación precipitada de una ley chapucera cuya calidad en sí misma no está basada en evidencias científicas. Juegan con la educación de nuestros niños y niñas sin abordar el corazón del sistema: los métodos de enseñanza, las prácticas educativas, las formas de concebir la infancia y la adolescencia. 

El curso que viene volveremos a los colegios y a los institutos y nos encontraremos los mismos perros con distinto collar. Se seguirá primando el aprendizaje memorístico frente al significativo. Los maestros y maestras de nuestra comunidad autónoma seguirán teniendo estatus de autoridad, lo cual se supone que es muy importante para mejorar la calidad de la educación. Siempre se ha sabido que el que educa tiene que tener siempre la razón (lease esto con todo el sentido de la ironía que se sea capaz de aplicar ). Y habremos dado un paso más hacia el pasado, con menos recursos, con una educación menos gratuita y menos universal, y con más estilo rancio en nuestros centros educativos, cada vez más.

La buena noticia es que algún que otro sindicato ha publicado, al parecer, una guía para burlar la aplicación de la LOMCE en los centros. A ver si me hago con ella. En principio, lo de evitar que mi hijo haga el inútil examen de reválida me parece una buena idea. Creo que ya tiene suficiente con los absurdos exámenes que tiene que hacer en las distintas asignaturas para que además se vea sometido a un capricho evaluativo que no aporta nada a su formación como ser humano. 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.