HAY MUJERES

Tantas mujeres distintas. Mujeres de andar por casa, que se arremangan la falda para recoger los restos. Mujeres vividas que de tanto vivir, creen que solo existe su propia vida. Mujeres alegres que van regalando los buenos días y las sonrisas. Mujeres cansadas, que buscan la respuesta, el aliento, la esperanza. Hay mujeres que detuvieron su vida a los 16, cuando alguien les regaló una rosa. Mujeres destrozadas por el tiempo y la brisa caliente del mar, que siguen buscando una isla para descansar. Mujeres locas, mujeres cuerdas, mujeres reprimidas, mujeres represivas, mujeres expansivas.
Hay mujeres que abandonaron a la joven mujer en una cueva y mujeres que se cuidan mucho de olvidar que el placer es lo que ayuda a seguir adelante. Hay mujeres supervivientes, mujeres que luchan, mujeres por las que luchan, mujeres que sucumbieron a la batalla y caen derrotadas en una casa inmunda y oscura. Hay mujeres que persisten, que no se rinden, que después de abrirse en canal se recomponen y siguen andando. Pero también hay mujeres que nacieron entre pétalos de rosa y nunca han sabido lo que es construir un camino.
Hay mujeres sirena, mujeres pez, mujeres alondra, mujeres gallina, mujeres gato, mujeres perro, mujeres serpiente, mujeres conejo, mujeres ameba, mujeres leona, mujeres sabandija, mujeres sangijuela, mujeres osa. Hay mujeres a través de las que fluye el agua y el viento, y mujeres muro que contienen todas las tempestades. Y luego están esas mujeres pequeñas que dejan grandes huecos cuando se marchan.

Hay mujeres…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.