EL SENTIDO DE LA AUDIENCIA

Hoy voy a hablar de uno de mis temas favoritos cuando hablo de escritura: el sentido de la audiencia. Sin aburriros con citas académicas, os diré que esa expresión hace referencia a la representación que elabora la persona que escribe sobre sus posibles lectoras y lectores y que guía la forma en que se dirige a este público imaginario. Todos los escritores expertos elaboran esta representación de manera consciente y la relevancia de su texto depende de esté bien elaborada. Por ejemplo, cuando una bloguera escribe una entrada tiene una idea más o menos elaborada de las personas que leerán su post y la línea en la que irán los comentarios que reciba.
Sin embargo, la escritura en el entorno 2.0 nos lo pone un poco más difícil que a los escritores y escritoras de antaño. Por una parte, la relación que tenemos con nuestra audiencia es direrente. Quizás no sea más cercana, pero sí es más cotidiana y mantenida en el tiempo por el complemento fundamental de nuestro blog: las redes sociales. Esto hace que muchas veces, sin darnos cuenta, escribamos guiados por una representación restringida de la audiencia: nuestras tuiteras preferidas, nuestras fan followers o incluso nuestras hater followers, si me lo permitís. ¿Pero qué hay de esa audiencia silenciosa? ¿Esa que llega a nuestro blog por casualidad y se se encuentra con una entrada sobre ColeChan o sobre Madresfera y flipa en colores?
Esa audiencia silenciosa es una audiencia interesante ¿Es la que hace grandes los blogs de DIY? ¿La que deja comentarios anónimos que no sabemos cómo contestar? ¿La que comparte nuestro post por lejanas tierras disparando por un día nuestras pobres estadísticas? 
Para vosotras y vosotros, esa audiencia silenciosa, va esta canción

9 respuestas

  1. Pues me alegro de verdad. Es como una batalla personal que la gente que escribe sea consciente de la audiencia a la que se dirije: mejora la calidad reflexiva de los textos y amplía horizontes.
    ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.