CONTANDO SECRETOS

Qué supercursi queda esta etiqueta rosita en mi blog. Y eso de “lovely” me pega bien poco: “Lovely Killer Mother”. Es una contradicción. Pero me encanta contar secretos. Ya se lo dije a CONMDEMAMÁ cuando se disculpó por los inconvenientes medalleros. Pero lejos de ser un inconveniente, me encanta que os hayáis fijado en mí, una intrusa que llega de repente y empieza a proferir exabruptos sobre la maternidad. En fin, que sé que estáis deseando saber cosas de mí y como yo soy una narcisista y una petulante, pues os las voy a contar.

Ahí van mis siete secretos:

1. Mis amigas no tienen twitter. Por no tener, algunas no tienen ni wassap, son de cultura oral. Por eso, como yo soy una viciá a las redes sociales y de los entresijos blogueros, me he tenido que inmiscuir en vuestro mundo para que alguien me lea, porque si no la tónica general de mi blog sería CRI CRI CRI. Estoy consiguiendo que una de mis amigas (la mejor de las mejores) se meta poco a poco en este mundo, pero de momento la tengo enganchadita al Facebook, al Line y al wassap. En alguna de mis entradas os hablaré de ella: si tuviese un blog sería el más leído en el mundo hispano de las madres.

2. Estoy enamorada. Pues sí, lo he de confesar. Y no estoy hablando de mis peques, no hablo del amor de madre. Hablo del amor de mujer. Y no de ese amor pasajero, ese en el que alguien te hace gracia y qué bien y tal y ya me empiezo a cansar de ti y qué aburrido todo. Que no, que este es un amor del bueno ¿Y sabéis qué? Cuando estás enamorada, la maternidad se lleva mucho mejor.

3. Mis hij@s no saben que soy Killer Mother… todavía. Viven en la inopia, pensando que soy normal, incluso alguna vez me han dicho que soy conservadora y tal. Piensan que todo el rato que estoy con el móvil o el ordenador estoy subiendo fotos suyas al Facebook, e incluso han llegado a amenazarme con una denuncia por quebrantar su intimidad.

4. No me gusta Carlos González. No, no me gusta que me sermoneen y que me hablen como si fuese tonta y no me hubiese dado cuenta de algo evidente. Que sí, que la leche materna es buenísima y todo esto, que dormir con el bebé y llevarle en brazos es lo más de lo más. Pero que yo HAGO LO QUE ME DA LA GANA. Y si no quiero darle teta a mi niño porque quiero conservar mis tetas perfectas, como el día de mi primera regla, soy muy dueña de hacerlo. Eso sí, lo de “Mi niño no me come” es magistral. Es el único consejo que he aceptado de buena gana: NO HACER NADA. Pero Carlos, lo siento, pero lo de los lobos no me lo trago.

5. En la crianza, he hecho de todo. Pues sí, de todo, desde los métodos más nazis (parafraseando a Cospedal) a los más naturales. Con la teta me pasé tres pueblos, bueno, cuatro mejor dicho. He sido madre maestra y madre natural, incluso madre estiviliana (sí, ese es el que me llama viciá y conservadora). Pero he de decir que nada de nada de lo que he hecho ha sido fácil. Si me dan a elegir, a mí personalmente, me quedo con mi teta-colecho-bandolera, pero mi espalda no sé que opinaría sobre el tema.

6. Tengo otro blog. En ese escribo desde 2009 y está dedicado a temas muy diferentes a los de éste. Ahora, con la convulsión política que estamos viviendo me he agobiado de mi  doble personalidad y ahora la tengo triple . Con Killer Mother intentaba evadirme del politiqueo. Sin embargo, al llegar aquí me encontré con Marea Fucsia y he comprendido que es imposible huir, no hay manera.

7. Pero lo que todas os estáis preguntando y estáis ansiosas por conocer es mi identidad secreta. No soy nadie que conozcáis. No tengo nada que ver con los buhos. Pero aún así, no me gustaría desvelar este secreto porque en este blog quiero hablar de todo el mundo y si es posible, mal. Así que, para vosotras soy Killer Mother… o Mother Killer, como prefiráis. Me encanta molestar a l@s que no tienen sentido del humor y hacer reír al resto.

Y ahora llega la parte más difícil. Tengo que nominar cinco blogs para el Lovely Blog Award y aquí me pilláis en pelotas. Vamos, que una novata como yo en el mundo de la blogosfera materna tenga que dar premios, manda webs. Además, lo del narcisismo es una lata, me tiene más tiempo haciendo postureo blogueril que observando vuestras posturitas. Así que voy a nominar a los blogs que me he animado a visitar y que me han sido útiles en este corto periodo de tiempo en el que llevo con vosotras. Eso sí, tened en cuenta que, en el caso de que haya varios bandos formados entre vosotras, yo soy totalmente ignorante, así que si veis premiado el blog de una enemiga… sonreír y pensad que que quizás haya llegado el momento de leerlo. Por cierto, que he estado buscando este Award por los blogs y no lo he encontrado en muchos… ¿No lo habréis inventado para sacarme información confidencial?

EL PRIMER NOMINADO es LA ORQUÍDEA DICHOSA, AHORA MAMÁ. Me vino como anillo al dedo ese post

7 plugins de wordpress imprescindibles

sobre todo para saber que con los plugins que tenía me era más que suficiente (que no es poco).
EL SEGUNDO NOMINADO es DESBLOGGEANDO, porque me ha sido muy útil como recopilatorio de otros blogs del entorno y porque además tiene la paciencia de leer lo que escribimos las demás y analizarlo. Gran trabajo.
EL TERCER NOMINADO es UNA MAMÁ DISEÑADORA, porque su blog, aunque no he leído ninguna entrada en especial, me ha mantenido un buen rato mirando y mirando. ¡Quién fuese diseñadora!

EL CUARTO NOMINADO es HIJA NO HAY MÁS QUE UNA, por su persistencia en el análisis de los tipos de madre y la gracia innata que despliega en su blog.

Y EL QUINTO, Y NO POR ELLO MENOS IMPORTANTE, es LAS HISTORIAS DE PAPÁ LOBO, porque… porque… bueno, pura discriminación positiva y para que se anime a seguir escribiendo. Para los consejos sobre las baby motos llego tarde, pero un punto de vista masculino nunca viene mal.

Bueno, ha sido un placer. Espero que nos sigamos viendo por aquí y por allá.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.