#VDLN 115: Señoras bien (Las Bistecs)


¿Conocéis a esas señoras? Ay, esa sonrisa hipócrita, esa frase hecha en todo momento… esa huída impecable cuando empiezas a profundizar más de lo debido. Y es que ellas son las reinas de la superficialidad. Chochocéntricas, han aprendido desde pequeñitas a escaquearse del trabajo que les buscó su papá y que las dejó tan bien situadas. 

Pero qué mas quieren: tienen su fondo de armario, sus ropajes de boutique, sus bragas de puntilla y sus polvos Clinique. Y que les quiten lo bailao. Lloronas con mala suerte de estrella, Marilinmonroes de pacotilla que viven de las rentas y del trabajo que los demás hacen por ellas. Son damas desorientadas que siempre tienen la comida hecha y la casa recogida porque les cuesta desordenar su mundo. Y el puesto que ocupan les viene tan grande que a veces tienen graves crisis de ansiedad y se inflan a pastillas mañana y noche. 

Ay señoras, su estupidez no tiene límites. Y su maldad es tan inconsciente que da pena reprocharles algo. La vida pasa sin grandes sobresaltos, sin grandes amores, sin grandes placeres. Pero no han olvidado conjuntar el bolso con los zapatos. Salen a la calle a pasear su absurda visión del mundo y taconean hasta llegar a la tienda de la esquina. Pon cara de mosquita muerta, que no se te note, que nadie sepa lo que hay detrás de la máscara. 

5 Responses

Deja un comentario