Vídeo

#VDLN 141: Te lo digo a ti. Vetusta Morla

Que llega el otoño, mujer, y se nos desarman las hormonas. A ver qué tema saco que me pueda desatar, porque no puedo con toda esta energía que me desborda. El verano me ha sabido a poco y tanto calor no me ha dejado moverme para agitar huracanes. El otoño nos ha traído una especie de primavera. La tierra ruge, las banderas se agitan, las mujeres callamos porque no damos importancia a nuestros dolores, a nuestros miedos, a nuestras penas, a nuestras verdades.

Las hay que se disfrazan para ocultar la desolación y las hay que se disfrazan de la desolación misma. A veces, la risa es sincera, pero entonces surge un dedo acusador, de aquí, de allá, y volvemos a nuestras oscuras guaridas mientras los gritos de los play movil se escuchan allá afuera. Ese allá afuera que es una pantalla grande, inmensa, en la que ellos expresan la trascendencia de sus asuntos trillados con palabras grandilocuentes. Con lo fácil que es desmontar la magestuosidad de sus corbatas y nosotras soplando la hoguera en el fondo de la cueva.

Qué fácil es hacernos retroceder, basta un silencio, un hueco vacío, una ceja alzada. No somos capaces de reconocernos entre tanta palabrería y luego un simpre gesto nos lanza a la nada otra vez. La reina de corazones cortando cabezas o las harpías tristes cotorreando en sus guaridas. Te lo digo a ti.