LAS LOCAS DEL PARTO EN CASA

Las locas del parto en casa somos mujeres que sabemos demasiado, unas listillas que nos creemos que sabemos parir y arriesgamos nuestra vida y la de nuestros bebés por cumplir un capricho: tener un parto respetado, íntimo y en el que solo mandemos nosotras. Tenemos obsesión por el control de nuestros cuerpos, porque confiamos sobremanera en ellos. Muchos ginecólogos se echan las manos a la cabeza cuando exponemos nuestras ideas. Ellos nos dicen que somos unas irresponsables y unas indocumentadas, que no sabemos los miles y miles de peligros a los que nos exponemos cometiendo esa locura; después pasan a enumerar uno por uno los peligros que, tanto nosotras como nuestros bebés, podemos correr. Y la verdad, hostias, nunca habría pensado que hubiese tantos obstáculos para parir, siendo una especie asentada a lo largo del planeta y sin riesgo de extinción… de momento.

Una de las cosas que más me impresionaron de mis discusiones sobre el parto es cuando una matrona me dijo que “sin oxitocina, el parto no progresa” . Hombre, y razón no le faltaba. Pero ella se refería a la oxitocina sintética que te enchufan de forma protocolaria en ciertos hospitales. Debe ser que la mujer ha sufrido una mutación y ha necesitado que el hombre sintetizara oxitocina para seguir multiplicándose. También me extrañó la necesidad inminente que le entra al personal sanitario cuando llegas al hospital a parir por romperte la bolsa del líquido amniótico. Qué prisas para todo. Yo, como soy lenta y me pusieron muy nerviosa en mi primer parto, con tanta prisa, tanto grito y tanta urgencia, decidí que nunca más, que el siguiente lo iba a dirigir yo a mi ritmo y con mis condiciones.

Aquí hay que hacer un inciso para todas aquellas mujeres que deciden seguir pariendo en el hospital: parir en casa no es obligatorio, es una decisión personal muy meditada tomada por una loca que tiene que encontrar una persona especializada en partos para que la ayude. Esa persona especializada valora todos los antecedentes y exige un control del embarazo para saber en todo momento si el parto en casa es viable, e inmediatamente, si piensa que no lo es, te recomienda acudir a un hospital para que tu parto sea atendido convenientemente. Estamos locas pero no somos tontas.

Hay países en los que la mayoría de las mujeres están locas y los hospitales se ahorran un montón de dinero a costa de esta locura. El sistema está montado para que las mujeres den a luz en sus casas y el hospital se reserva para aquellos casos en los que es necesario. Pero las locas del parto en casa no queremos romper las tradiciones patrias, aunque sí nos gustaría que dejasen de agobiarnos con frases como “pues vete a parir a un descampado”. Nosotras no queremos parir en un descampado: se está mucho mejor en el calor de nuestro hogar y atendidas por una persona que nos respeta y en la que confiamos.

Las locas del parto en casa no somos muchas y seguro que seríamos menos si los hospitales fuesen un lugar amable y psicológicamente seguro para parir . EL HOSPITAL ES EL LUGAR MÁS SEGURO PARA PARIR, diréis. Bueno, eso sería verdad si dentro de la seguridad no incluimos la indefensión a la que las locas nos vemos sometidas ante protocolos que no hemos elegido, intervenciones que no necesitamos y agresiones verbales que no nos merecemos (por supuesto, sin generalizar, que hay de todo en la viña del señor).

El sueño dorado de toda mujer es un hospital cuya política fuese algo así como “Nuestro protocolo está en función de las necesidades de la madre y del bebé. Priorizamos el parto sin intervenciones innecesarias, si así lo desea la mujer. Sabemos atender un parto normal, quitar las vueltas de cordón, hacer cesáreas, incluso tenemos experiencia en atender partos de nalgas, resolver distocias de hombros, etcétera. Informaremos en todo momento sobre las ventajas e inconvenientes de cada intervención, sin alarmar a la madre y sin decantarnos interesadamente por ninguna opción, siempre que no exista un riesgo más alto para una que para otra. Ofrecemos la epidural, si así lo desea la madre, advirtiendo de sus riesgos  e inconvenientes. De todo esto se informará en cursos de preparación al parto, que tienen como objeto formar a la mujer para estar preparada en un parto normal, y no para ser obediente ante un protocolo impuesto por los profesionales sanitarios”

En todo caso, aunque exista un hospital así, no está en Villa Springfield, así que para esta loca, la mejor opción fue la seguridad de su hogar, la seguridad de su matrona y la seguridad de su cuerpo, que ya había demostrado que funcionaba correctamente. La locura me hizo confiar en que nada podría salir mal y este loco segundo parto me hizo olvidar todos los sinsabores del primero. ¿Que si estoy resentida? No, en absoluto. Estoy convencida y eso es inquietante para los que nos quieren convencer de que el parto es suyo y no nuestro.

34 Responses

  1. En que momento una mujer con sus virtudes y defectos q ha decidido ser madre, q ha pasado ,mínimo y en la mayoría de los casos 37 semanas “viviendo cambios físicos y psicológicos, q quedarán marcados en su cuerpo y en su corazón para toda la su vida,se convierte en una muñeca asustada a la q hay que hacer y deshacer para “ayudarla” a tener a su bebé?? Y si su embarazo encima se debiera a otras causas y factores y no al simple fruto del amor! Pues mucho más respeto merece y que la experiencia de alumbrar una nueva vida no se convierta en unade las peores experiencia que serán imborrables en su memoria!
    Sobra decir q parir en una de las vivencias q más marca la vida de las personas y en especial de las mujeres q en ese mismo momento pasan a convertirse en MADRES ( con mayúsculas )por eso por favor señoras y señores respetemos dejemos de frivolizar y juzgar como paren y donde las mujeres porque es tan obvio q el nacimiento de un hijo concierne sólo y en exclusiva a sus futuros padres q pa eso son los que ” se lo van a comer solos o con patatas” que parece casi surrealista q respecto a esto todo el mundo Opine y dictamine como hay que hacerlo, donde es más seguro y donde más cómodo!’
    Como perteneciente a este “selecto y minoritario” club de locas q paren en casa (jajaja) he oído de casi todo de lo q más me llama la atención fue alguien q me llamó moderna.en ese momento sonreí y no supe q contestar, moderna? Pero si parir en el hogar o dónde la mujer se sienta segura se lleva haciendo desde q el mundo es mundo o no??( nunca se me dio demasiado bien la historia!!) para acabar me gustaría decir y homenajear a todas las mujeres que traen al mundo a sus bebés en un hospital porque me parecen según un refrán castellano” tienen más huevos que el caballo de Espartero” porque yo cobarde de mi tuve a mi hijo mayor en un hospital pero no fui capaz de tener al segundo al cual pari en mi casa y por diversas circunstancias libremente y acompañada de su padre,mi madre, su hermano y una amiga muy especial, por si aún seguís leyendo y os interesa fue la experiencia más fuerte, dura, dolorosa y maravillosa de mi vida!! Un saludo de Wendykillermum

    1. Querida, eres la mujer que más admiro; pariste con valor y te aferraste a tu cama para no volver a verte en manos de los carniceros que te hicieron sufrir en tu primer parto. En cuanto a lo de moderna ¿por qué a mí munca me dicen cosas así? ¿Porque saben que les voy a contestar? En Villa Springfield nos llaman las locas del parto en casa, mientras sufren en silencio las escabechinas que les hacen cuando van a parir. ¡Pero como cuando tienes a tu bebé en brazos se tel ovida todo! Debe ser que algunas tenemos mejor memoria. ¡Un abrazo amiga!

  2. Yo defiendo totalmente el parto en casa (¿dónde mejor?) pero soy tan miedosa en lo que a enfermedades se refiere que para mí ni lo pienso. Prefiero parir en un hospital pero asegurándome de que me hacen caso. Además, sé que no tendría fuerzas para enfrentarme a tooooda la sociedad. Si fue que me hice 200 km con la bolsa rota para parir en el hospital que yo quería y toda la vida tendré que dar explicaciones y responder a acusaciones de, por ejemplo, mis padres.
    Conozco gente que ha dado a luz en casa y me parecen unas valientes (ellas y sus compañeros, por apoyarlas en algo tan sensible), aunque es cierto que no tendríamos que reconoceros nada porque es lo que se lleva haciendo toda la vida (hasta que nos volvimos tan modernos que necesitamos un hospital con millones de euros en inversión para cualquier cosita).
    En mi caso, me desplacé a Madrid a un hospital privado con una ginecóloga que era un encanto. La matrona, que era la que se tenía que haber encargado, no tanto. Quitando que al principio había un poco de desorganización y me puse nerviosa (mi tarea pendiente es controlar esto), lo demás se dio fenomenal. Habría que decirle a tu famosa de la oxitocina que claro que es necesaria, pero la natural. Sin que me pusieran nada dilaté en una hora yo solita.

    1. ¡Qué valiente, Patricia! Parir en el hospital es una de las actividades catalogadas de riesgo hoy en día. No por el riesgo de muerte, sino de estrés postraumático. Yo la verdad es que considero que no tengo que dar explicaciones a nadie sobre las decisiones que tomo, siempre he sido muy clara en eso. Pero vamos, te entiendo perfectamente: hay muchas mujeres agobiadas por la presión social que se ejerce sobre ellas. ¡Un saludo!

  3. Hace tantos años que soy una “loca de…” que ya ni discuto, pero como bien dices reivindico que estaremos “locas” pero no somos idiotas ni catetos ni indicumentados ni mucho menos renegamos del progreso y un sinfín de estereotipos y estupideces que se nos achacan a los que buscamos una forma diferente de llevar nuestra salud, nuestra paternidad, nuestra vida .

    Enhorabuena por estar tan loca

  4. Aquí otra loca del parto en casa. Y soy tan tan inconsciente (palabras de mi primera tocóloga) que repetí. Mis 2 hijxs han nacido en la bañera de mi casa, en el calor de mi hogar y a un minuto de mi cama.
    Lo confieso, soy una loca de la oxitocina natural 😉
    Un abrazo.

  5. Hubiese querido un parto en casa pero por varias circunstancias yo decidí que no era seguro en mi hogar y parí en sanatorio. Y fue una experiencia excelente y súper respetada. Las mil horas de trabajo de parto sin apuro, sin occitocina artificial ni pinchadura de bolsa. Solo mi marido y yo en la habitación y ocasionalmente la partera a monitorear. Sin epidural ni cesárea forzada. En una sala de parto con luces bajas, buen humor y contención del obstetra, la partera y el neonatólogo. Respetado sobre todo, yo estaba a cargo y ellos me asistían. Tuve suerte quizás pero fue lo mejor que pude en ese momento. Quizás el próximo sea “lo suficientemente loca” y sea en casa 🙂

    1. ¡enhorabuena! Eso no debería ser cuestión de suerte, sino la norma. Por desgracia, lo que prima es la violencia obstétrica.

  6. Mi embarazo fue uno complicado, tuve una Cesarea d enmengencia estuve llorando desde el corre y corre hasta el otro dia y en el quirofano estuve sola, nacio prematuro, gracias a Dios solo estuvo una semana en el hospital, me lo ense~aron un instante y no lo vi hasta el otro dia, casi entro en una depresion.Fue casi una pesadilla el proceso d la hospitalisacion, doctores y hasta q nacio. ya han pasado 7 a~os y quisiera que ser una Lok@ en tenerlo en mi casa es posible?? por que dicen que si tuvistes una cesarea lo mas seguro vuelve a serlo.

    1. Este no es el lugar para responder esta pregunta. Si quieres saber si ha habido personas que habiéndose tenido cesárea previa han parido en casa, si, las ha habido. Yo te aconsejo que empieces a indagar y a informarte. Busca matronas que atiendan partos domiciliarios y que te informen. En España tenemos la asociación El Parto es Nuestro, entra en su web y lee. Que tengas suerte y vaya todo bien.

  7. Pues yo no parí en casa, pero tengo a gala ser una loca del pvd2c. Aunque podría hacer mías todas y cada una de las frases bienintencionadas que has recibido. Estoy tan loca que me convertí en una jonky de la oxitocina de la buena. Así acabe por tener un 2pvd2c y lo que es peor no descarto un 3pvd2c. Es lo que tenemos las locas….

  8. Mi primer parto también fue cesárea de emergencia, el segundo aunque me trataron muy bien en el hospital, el expulsivo fue con la ayuda de ventosa, con mi concentimiento, que para mi fue horroroso, me hicieron mucho daño, pero la doctora me lo había recomendado ya que al tener una cesárea anterior y que yo llevaba ya 2 horas pujando y la bb no terminaba de bajar tenía riesgo de que se rompiera el útero y accedí. El tercero me gustaría que fuera en casa, pero claro, siempre y cuando sea lo mejor para mi bebe y para mi.

  9. Yo tuve parto vaginal en casa después de cesárea previa!!! Es lo máximo!!! Una experiencia fascinante que he vivido hace tan sólo 2 meses !!! Te invito a prepararte En mami guía hay mucha información que podrá hacerte sentir más tranquila

  10. Hermosisismo articulo. Tuve una experiencia muy similar a la tuya, primer parto en hospital,me pusieron ocitosina, epidural, enema, romperon la bolsa, quitaron epidural….el parto fue dolororisimo, super incomodo y todo el tiempo sentía que estaba haciendo las cosas mal.
    Mi segundo parto fue en casa, con la música que escogimos entre mi pareja y yo, con luces tenues y en una piscina hinchable que montamos en el salón, no hubo químicos ni tiempos ajenos, solo los que mi bebe y yo decidimos , no fue nada doloroso y no solo pude sentir, si no también disfrutar cada momento.
    Encantadisima de ser una loca y ojala más mujeres se sumaran a nuestra locura y se permitieran ser ellas mismas en uno de los momentos más importantes de la vida de un ser humano

  11. Yo tengo una peque de 3 años y el primer parto me marcó tanto que tengo miedo a tener otro bebé. Estuve 38 horas de labor, me rompieron la bolsa, me trataron de loca cuando dije que yo no quería epidural, a pesar de llevar 30 horas, me dijeron que no es fácil parir y que esto era lo que había por protocolo! Fue un calvario. Al final me tuvieron que hacer cesárea de urgencia! Si me vuelvo a quedr embarazada, me encantará informarme para parir en mi casa… Llevo bien eso de que nos critiquen por todo jajajaja. Mi hija sigue tomando pechó y soy la loca del pecho con hija de 3 años… Un parto en agua y sin tanto protocolo, donde eres una más!

  12. Una loca más. Tengo dos niñas, las dos nacieron en casa, la segunda un parto de nalgas. Es sin duda lo mejor que me ha pasado en la vida.La primera hace tres años, la segunda hace 20 meses, ¿y la influencia de un parto hospitalizado en la salud de los bebés a lo largo de la vida?¿los protocolos pediátricos innecesarios que condicionan posteriores intolerancias, enfermedades…. en los pequeños?…

  13. Yo fui tan cobarde que preferi partir en mi casa y solo asi, se que me libre de una buena depresion postparto.
    A mi las emociones fuertes, las ahujas, aparatos chillones, los maltratos, humillaciones, las manos ajenas, los abusos, el cinismo, que me lleven la contraria y que se quieran llevar à mis hijos nomas por que si, me sienta muy muy mal.

  14. Con mi marido decidimos que el parto fuera en el hospital, aunque mi obstetra hace partos en casa. Que error el mío!!! Tuve un embarazo hermoso, comencé con el trabajo de parto justo el día que cumplía las 40 semanas. Fueron sólo 2 horas de contracciones en casa, y muy tranquila desperté a mi marido para avisarle que ya era hora. Iba tan tranquila, tan feliz a recibir a mi hijo!! Pero el trato del médico de guardia EL PEOR. Me hizo tacto y me dijo que me iba a romper la bolsa a lo que yo pregunté porqué “Acá yo soy el médico y usted la paciente, y se va a hacer lo que yo digo” me respondió, “Tenés 8 ó 9 de dilatación” y sin darme tiempo a responder me rompió la bolsa en la sala de monitoréo. Me hizo llevar directo a sala de partos, me hizo poner la vía para la oxitocina (para qué cuernos si ya tenía suficiente dilatación!!) me hizo atar las piernas aunque yo no quería y recostarme (que posición más incómoda por Dios) No se si fueron los nervios o qué, no tenía ganas de pujar y él me tocaba la panza, cuando veía que tenía contracciones me obligaba a pujar. Encima como me había roto la bolsa me ponía vaselina para lubricarme. En eso cansada de pujar lancé un grito y me hizo callar, a todo esto mi marido estaba tras mío y observaba atónito todo. En un momento me dijo “Abrí los ojos y hacé lo que yo te digo, estás pujando mal, pujá bien sino te lo saco con forceps” (que troglodita). Habrá sido el miedo?? Creo que 2 pujos más y nació mi bello Jeremías. Lo único que pude elegir fue que no me hiciera episiotomía por lo que dejó que me desgarrara… Todo esto creo que duró media hora, pero para mi fue la experiencia más traumática de mi vida. Mi esposo un rato más tarde fue a hacer la denuncia a la dirección del hospital por malos tratos, aunque no le hayan hecho nada al señor ese que se hace llamar doctor sentamos un precedente porque desgraciadamente nadie se atreve a denunciarlo.

  15. Ojala ,todas las embarazadas pensaran como vosotras ,pero OS puedo asegurar por mi trabajo que eso no suele ser así ,la mayoría de las embarazadas llega la hora del parto y no saben nada de nada de lo que pasa en su cuerpo,ingresan en el hospital desde los primeros sintomas de los pródromos del parto ‘si les dices que tranquila que eso es normal ,lo toman como que no se les hace caso ,,,todas quieren acabar pronto y que no les duela lo demás todoes un horror ,,,por eso cuando oigo esto del parto en casa o despacito sin epidural etc . Me alegro

    1. Hola Asun,
      Ese es un argumento que he escuchado en muchas ocasiones. Si las embarazadas no saben nada de lo que pasa en su cuerpo, ¿para qué ha servido la preparación al parto? Y si esto fuese así ¿no sería el papel del personal sanitario informar a la persona de lo que está pasando y guiarla en el proceso?
      Como digo en el post, en un hospital ideal se saben adaptar a todos los casos, aportando la información adecuada e informando siempre que sea necesario. Y si notáis ese desconocimiento por parte de muchas mujeres sobre sus propios procesos fisiológicos, es que algo funciona mal tanto en el sistema de salud como en la sociedad.

  16. Yo soy otra loca con tu misma experiencia! Dos hijas, ambas nacidas en casa. La primera de 4 años, todo normal, la segunda de 2, parto de nalgas, nació perfecto! Sufro escuchando relatos llenos de violencia obstetrica y se que estoy bendecida de ser una loca 🙂

  17. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que mencionan arriba. Y creo que deberíamos organizar un movimiento nacional o mundial en pro del parto natural y que los médicos e instituciones que los llevan a cabo, estuvieran obligados a respectar y priorizar el protocolo de parto natural, como una ley. No creen?

  18. Yo soy otra loca mas!!! con la diferencia que mi hija dejo de vivir con casi 5 meses de gestacion…. experiencia estantosa… con la orden de internacion en mano opte por confiar en mi cuerpo y esperar ….. y así fue, luego de dos semanas comencé con trabajo de parto y luego de 5 horas tuve a mi hija en casa, fue un parto seco, nunca rompi bolsa. Ya habia pasado por un legrado 2 años antes, y es realmente una carnicería lo que se nos practica… nuestro cuerpo es sabio, sabe que hacer, sólo hay que aprender a escucharlo. Besos y abrazos a todas.

  19. Potente la experiencia de jesica gracias por compartir eres una mujer muy valiente. Sigamos adelante con la sabiduría y fuerza de nuestro cuerpo, juntas apoyándonos y creciendo, re-encontrandonos y alimentando nuestro espíritu. Fuerza y coraje para todas, son bellas personas. Amor para nuestros cachorros. Abajo el capital.

  20. Siento enormemente que hayáis pasado por traumas en vuestro parto en un hospital. Pero he de decir que SÍ existen hospitales,públicos que hacen partos respetados, informando de todo y dando a elegir en todo momento a la madre,siempre dentro de unos minimos de seguridad para ella y el bebé, que es lo principal. Hay profesionales muy bien formados y muy sensibles, yo he tenido la suerte de encontrármelos,siento que todos los malos les toquen a los demás…

Deja un comentario