Las diez conductas de los docentes que entorpecen la educación de los niños

Hoy, una amiga del Facebook compartía un curioso artículo titulado Las diez conductas de los padres que entorpecen la educación de los niños. Es un ejemplo tan perfecto de lo que en otra entrada llamaba La familia infantilizada que no me resisto a destriparlo.

En primer lugar, el artículo da por supuesto que la educación de los hijos e hijas es una cuestión institucional que los padres (y las madres, supongo) deberían aprender a no entorpecer. No es que hagan algo mal, no, es que intentan hacer algo cuando no les corresponden y la cagan. Y esto es porque no saben cuál es su papel. Han tenido hijos, les mantienen, les dan de comer, viven con ellos y ellas, pero no se han enterado de cuál es su papel. Y los pobres maestros y maestras, las y los profesores, sufren las consecuencias. ¿Dónde dejaron el libro de instrucciones, el prospecto, la etiqueta de sus criaturas que ahora cada vez que hacen algo estorban?

Ironías aparte, considero que, por cada una de estas diez conductas disruptivas de los progenitores, hay otras tantas de los profesores que son causa y origen. Vamos por orden.

1. Si no quieres que estudiemos con nuestros hijos, no mandes deberes

Vaya… los padres y las madres estudian con sus hijos/as. Y esto, por lo visto, crea conflictos y dependencia. Los niños, después de 5 horas lectivas, llegan a casa y tienen que seguir realizando tareas escolares, “deberes”, que viene de deber, obligacion. Y nosotros tenemos que estar mirando cómo, durante toda la tarde, se desesperan porque no entienden un problema, están cansados, se quieren ir a jugar o preferirían estar mirando a las musarañas. Y claro, lo mejor es no ayudarles.

Pues miren señores expertos: NO.  No es lo mejor. Y les voy a dar dos razones, una de madre y otra de experta. La de madre es que, miren, quiero que el niño termine de una vez para poder irnos a dar una vuelta en bici, salir a comprar por el barrio, ir a clases de viola o al parque con los amigos. Y lo quiero ya. Y si es necesario, saco la calculadora y le hago las 250 cuentas inútiles que les ha puesto hoy su profesora. La de experta es que alguien que conoce al niño de cerca, con sus competencias y limitaciones, como puede ser su madre o su padre, le ofrecerá una ayuda mucho más ajustada a sus necesidades que una maestra que tiene otros 27 niños en la clase. Por lo tanto, aunque no tengamos por qué hacerlo, la escuela delega sus funciones en nosotros y nos obliga a pasar tardes enteras haciendo tareas que, efectivamente, no nos corresponden para solventar carencias de la propia institución escolar.

2. Si no quieres que les resolvamos todo, no les mandes cosas imposibles 

Si es que tenemos unas cosas… se lo queremos resolver todo. Y, según los expertos, los niños tienen que resolver sus cosas y ser autónomos, a cualquier edad. Pero claro, el día que llegan con el encargo de hacer la maqueta de una ciudad con material reciclado en 3º de primaria, así, sin más especificaciones, y la tarea es para el fin de semana, no le resuelvas el encarguito a la criatura. El pobre, que lleva pensando 3 días cómo decirle a su madre que necesita 4 tetrabricks, 40 tapones de botella y 4 cajas de quesitos vacías. La maestra se debe creer que cada familia tiene un contenedor de material reciclado en su casa, así como una tabla de contrachapado o un cartón grande como base de la ciudad de papel. O que un niño o niña de 9 años es absolutamente capaz de encontrar estos materiales por su cuenta. Claro. Muy realista todo.

3. Si no quieres que lo focalicemos todo en el estudio, deja espacio para la vida familiar

Los progenitores es que somos de lo que no hay. Las criaturitas todo el día en el cole o haciendo deberes y nosotros sin saber disimular. Actuando como si todo estuviese focalizado en el estudio. No tenemos vida de familia, porque los niños tienen que leer un capítulo del libro de lectura obligatorio, hacer 4 ejercicios de Ciencias Naturales, otros 4 de Mates, 3 de lengua y 5 de Ciencias sociales, además de estudiar para un examen de lengua y nosotros, ale, como si la formación (escolar) fuese el eje de la vida familiar. Que poco tacto. Y encima, cuando llegan a la universidad, no les ponemos a hacer tareas domésticas ni nos preocupamos por su vida emocional y relacional… eso dice una psicóloga que debe haber hecho un estudio de observación etnográfica que, por más que busco, no encuentro publicado. Vaya.

4. Nos acusas de querer genios y de sobre-estimular a nuestros hijos, pero tú no conoces los talentos de tus estudiantes

Es verdad. En la escuela no soportan a los listillos. Las madres y los padres nos preocupamos mucho por que aprendan cosas que no tienen que aprender. ¿Para qué quieren estímulos culturales, recursos, libros, visitas a museos, al teatro, a otras ciudades, si en el cole ya les enseñan lo que es importante en la vida? Y luego, los plastas de los padres (y las madres) osamos ir al cole a decir que nuestros hijos tienen talento. Qué desfachatez. Nuestros hijos son como tienen que ser, mediocres, del montón, sin sobresalir, que eso da muchos problemas a los maestros. Que no sepan más que ellos, que eso es muy problemático, hombre ya.

5. Si no quieres que premiemos las notas, no hagas exámenes

¿Premiar las notas? ¿Pero quiénes somos nosotros para premiar las notas? Los niños han estado saliendo con las puñeteras caritas sonrientes desde infantil, pero ese tipo de triquiñuelas solo se las pueden permitir los maestros, que son los expertos en premios y castigos. En una cosa sí que estoy de acuerdo con el psicólogo de ese del artículo, el tal Domènech: “El mejor estímulo es descubrir cosas nuevas y desarrollar tus intereses, si hace falta un estímulo material, es que algo no funciona” Y es que, claro, si en el cole descubriesen cosas nuevas y desarrollasen sus intereses, no haría falta que nosotros les prometiésemos la bici si sacan buenas notas… claro.

6. Para decir que una familia disfrazar la vagancia de su hijo, primero debes demostrar tener formación sobre las dificultades de aprendizaje

A ver, si nuestros hijos/as fracasan en la escuela, la única razón posible es que son unos vagos inmaduros. Y nosotros empeñados en que quizás tengan un trastorno mental (¿quizás el tal Montenegro quiso decir Dificultad de Aprendizaje?). Si les obligásemos a hacer los deberes y a dejar de lado ese pecado capital, la pereza, el fracaso escolar desaparecería en España. Padres y madres del mundo, uníos para que nuestro país alcance las puntuaciones más altas en el informe PISA, que ya está bien de hacer pasar a nuestro profesorado por vagos incompetentes e inmaduros, aun sin trastorno mental. Y si vuestros hijos parecen tener algún problema con el aprendizaje, llamadles vagos: puede que acertéis.

He de decir, abandonando el tono irónico, que me parece muy grave que en un periódico de la tirada de la Vanguardia digan cosas de este tipo. Sabemos que  los niños  con dificultades de aprendizaje como la dislexia sufren la acusación de vagos y maleantes durante años, hasta que alguien con formación tiene a bien ofrecer un diagnóstico.

7. Si no queréis que ejerzamos  de detectives, no deis órdenes contradictorias

Aquí me quedo un poco descolocada, porque si bien no hemos de disfrazar la vagancia, tampoco hemos de comprobar si nuestros hijos han hecho los ejercicios que le ha mandado la seño. Estoy empezando a entrar en cortocircuito, porque en una reunión del cole nos dijeron que teníamos que mirar la agenda, que era el instrumento esencial para comunicarse con las familias. Que era importante para saber lo que están haciendo nuestros hijos en el cole. Además, cuando vamos a tutorías nos dicen que nuestra labor en casa es esencial… pero ahora resulta que lo estamos haciendo todo mal. Que nos debemos despreocupar, desentender de esos cientos de deberes que traen nuestros hijos a casa, y ya si eso, por casualidad, como quien no quiere la cosa, nos enteraremos casi a final de curso de que tiene un grave problema de lectura que puede ser que no sea porque es vago. Esto es lo que Bateson llamaba Doble Vínculo. Nos van a volver locos.

Pero eso sí, dicen que no les importa que les echemos un cable en su labor de profesionales de la educación, que  si tomamos las lecciones lo hagamos por escrito, que ellos siguen usando el obsoleto instrumento de evaluación llamado examen y tomar la lección de forma oral es como de chichinabo. Gracias. De nada.

Aprovecho esta tribuna para decir que mis grupos de Whatsapp son asunto mío y estoy y estaré en todos aquellos que me de la santa gana. La libertad de reunión (aunque sea digital) y de expresión no han quedado derogadas para los progenitores.
8. Si no quieres que usemos el estudio como peaje, motiva lo suficiente a tus estudiantes

Borremos esta frase de nuestro repertorio:  “hasta que no hagas los deberes no ves la tele”. A ver qué nos hemos creído. Los progenitores debemos hacer lo que los maestros y maestras no hacen en sus aulas: inculcar (¿os he dicho alguna vez que odio la palabra inculcar?) a nuestros amadísimos hijos el gusto por el aprendizaje y la sabiduría, para que estén durante todo su tiempo libre haciendo ejercicios sin ningún sentido en su vida real. (La vida es eso que pasa mientras haces deberes).

9. ¿Será que nos empeñamos en proyectarnos en nuestros hijos, o que tú quieres que todos los estudiantes sean excelentes y motivados de fábrica?

“A ver, si tu hijo es un zoquete, ¿Por qué te empeñas en que estudie? ¿No ves que ese tipo de estudiantes, los que no aprenden solos, me dan mucho trabajo? Si tú no pudiste estudiar, no te proyectes en tu hijo y mándale a FP, alma de cántaro.” (Voz en off)

10. Si quieres que respetemos la línea escolar… sigue una línea escolar

Yo entiendo que los profes se ponen nerviosos cuando las familias les llevamos la contraria. Por ejemplo, si a la profesora de tu hijo le gusta dar gritos en clase y  decirle al niño que es lento, o al amigo de tu hijo que es penoso, haberte informado de la línea escolar antes de llevarle a ese colegio. Si te gusta más Santillana que Anaya, pues pregunta antes cuál es la editorial que dota de material al cole a cambio de garantizarle la compra de un montón de libros por parte de los molestos progenitores. Y si te gusta más que estén sentados en círculo que en parejas, infórmate antes. No se te ocurra mencionar la palabra constructivismo, ni decir aprendizaje significativo, ni Zona de Desarrollo Próximo o Andamiaje: algunos maestros, los más mayores seguramente, y practicamente todos los profesores, creerán que son palabrotas y pondrán en práctica la autoridad que les otorga el estado.

60 Responses

  1. Como viene siendo habitual:hagamos lo que hagamos, estará mal. Porque, como bien apuntas, las instrucciones son incompatibles entre sí. No quiero ser malpensada, pero tienta pensar que es preferible que estemos noqueados, fuera de juego. Porque así seremos más dóciles.

    1. El caso es hablar de esa entelequia llamada “padres” o “progenitores” y hacerlo mal. Quitarles la autoridad y la autonomía, y dejar la sensación social de que las familias no son las encargadas de criar y educar, que solo deben seguir órdenes de los expertos. Es una forma de arrebatarnos el poder. Y creo que hay que rebelarse contra estos espectáculos periodísticos.

  2. En conclusión…si el/la docente no mandase tarea domiciliaria disminuiría en un 90% las conductas que entorpecen la educación de los niños.
    Creo que la solución es sencilla,no?

  3. Motherkiller artículo muy flojo, no estés tanto a la defensiva, hay que mejorar todos, tanto docentes como padres. A lo mejor tienes que cambiar de colegio/instituto a tus hijos. El artículo de La vanguardia es correcto, no dice ninuna barbaridad.

  4. No es por nada pero solo sabes decir gracias por tu profundo comentario? creo que uno puede estar o no de acuerdo y para ello no hace falta soltar un discurso como el tuyo. Me parece que tienes razon en muchas cosas pero en otras no, pero no tengo por qué entrar en mas detalles porque no busco confrontacion sino leer y sopesar mi punto de vista personal segun distintas perpectivas, y la tuya es una más.

  5. Soy profesora de secundaria, y en realidad estoy de acuerdo con los dos artículos (también el de la Vanguardia). Y es que en esta vida no todo es blanco o negro, y yo llevo muchos años tratando con padres que lo hacen fenomenal, que se preocupan por sus hijos, que les ayudan (a ellos y a mí, por supuesto) a superar sus dificultades día a día. ¿Cuál es el problema? Que hay algunos padres (pocos, por suerte!) que quizá no están por sus hijos los suficiente (seguramente porque trabajan muchas horas, no creo que lo hagan expresamente) y otros padres (muy muy pocos, afortunadamente) que se pasan por exceso. Y supongo que el artículo de la Vanguardia va dirigido a esos pocos. Pero a mí me gustaría dejar muy claro que la gran mayoría de los padres y madres con los que he tratado durante todos estos años han sido personas muy implicadas en la educación de sus hijos, con las que he tenido una relación de complicidad, ya que ambas partes perseguimos el mismo objetivo: que sus hijos se formen como personas completas. Quizá soy demasiado optimista, no sé, pero no creo que el hecho de que vayamos tan mal en PISA quiera decir necesariamente que la educación esté por los suelos. Reivindico a todos mis buenos alumnos, que son la mayoría, y a todos sus buenos progenitores, que lo hacen fenomenal…

    1. Hola María,

      Pues sí, es así. La realidad es diferente a lo que nos pretenden hacer creer los artículos periodísticos que los diarios se empeñan en publicar año tras año al inicio de curso. El de la Vanguardia, al igual que mi respuesta, son parodias. No sabemos la formación que tiene esa periodista que lo ha escrito en educación y si tiene o no hijos. Los “expertos” a los que menciona no sabemos si respaldan las opiniones que ella ha vertido en ese texto o si están mesándose los cabellos por las barbaridades que ha puesto en su boca.

      El día a día de nuestros hijos e hijas en el cole y en el instituto es mucho más tranquilo e incluso, a veces, provechoso. Ni todos los profesores/as son tan sádicos/as ni los “padres” son tontos y cometen errores que obstaculizan la educación de sus hijxs.

      Y sobre PISA, pues claro que no es el último criterio para hablar de calidad, pero los periodistas están obsesionados con el informe, hay que mencionarlo sí o sí 😉

      Muchas gracias por tu comentario y enhorabuena. Se nota que disfrutas en tu trabajo.

  6. No puedo estar más de acuerdo con el texto.Siempre me han dicho q los padres tenemos q implicarnos por el bien de nuestros hijos pero la verdad q ya desde primaria están sobrecargados de trabajo.Incluso tenían q hacer un monton de tareas estando enfermos.Habia q hacerlos si o si para q no se acumularan.Como para no echarles una mano.

    1. Los mensajes son contradictorios. Implícate pero no les ayudes. En definitiva, sé cómplice del sistema y ponte del lado de la maestra siempre. Que sepan que no tienen salida. Y si están todo el día sentados en una silla escribiendo, mucho mejor para ellos. Si no saben hacer lo que les mandan, es que algo habrán hecho más. Vagos, gandules, mal criados… en fin.
      Que nuestro tiempo libre es nuestro y no tenemos por qué convertir nuestro hogar en una extensión del colegio.
      Gracias por comentar, Loli.

  7. El problema está en la base del sistema educativo y en la sociedad en general. Empezando porque se deja a entrar a maestros que tendrán mucho conocimiento teórico o experiencia pero les falta alma y educar desde el respeto. Continuando porque aún hay padres que no crian desde el respeto. Todos nos equivocaremos pero vamos en el mismo barco y debemos remar en la misma dirección. Nuestros niños o alumnos son el futuro de un mundo mejor, tenemos una enorme responsabilidad (tanto padres como educadores) y a veces se nos olvida. Hablo como madre y como maestra desde mi humilde opinión

  8. Estoy totalmente de acuerdo! Y ya era hora que alguien lo dijera así de claro! Me tiro a la piscina y digo lo que pienso: lo que pienso es que los maestros en España, no todos pero si muchísimos, no estàn preparados para serlo. Un 5 en selectividad, una carrera poco exigente… Todo desemboca en un sistema que no avanza, un sistema obsoleto donde los que quieren un cambio son muchas veces rechazados por los mismos compañeros… En fin… Que en la mayoría de los casos no se detecta el talento de los niños es más que obvio. Y para terminar añado que es vergonzoso que haya directores de centros educativos que hablen de padres y niños basándose en ningún estudio psicológico conocido y si en su insultante imaginación, que bien estaría que la utilizaran para preparar obras de teatro o canciones y dejaran de decir tonterías.

    1. Miren, disculpe pero soy profesora de Educación secundaria y creo que para generalizar de esa manera debería conocer el sistema desde dentro. Se pedirá un 5 en selectividad como usted dice pero para llegar a ser profesora he debido estudiar una licenciatura y he pasado por una oposición bastante dura donde había 20 plazas disputadas entre casi 1000 personas. Estudié hasta la saciedad, y saqué una de las plazas pero igual que fue para mí podía haber sido para otro porque fui consciente de que había gente preparadísima. Estoy de acuerdo un poco con los dos artículos. Por otra parte, es muy fácil echar la culpa de todo al profesorado, pero echo de menos en los comentarios que se culpe a los realmente responsables : unos políticos que hacen leyes educativas nefastas y sin provenir de la docencia tienen la desfachatez de hacer que la política se inmiscuya en el terreno educativo. He visto a muchísimos docentes encabezar las mareas verdes u otras protestas fn defensa de una educación de calidad. En mi trabajo he visto de todo pero igual que ocurre en todos los trabajos. He visto gente inepta pero por fortuna he visto muchos muchísimos, la mayor parte, profesores vocacionales que las 2 de la mañana están corrigiendo o preparando materiales que le darán a tu hijo mientras tú ves la televisión o duermes o formándose en seminarios, creando grupos de trabajo, organizando semanas culturales con materiales que a veces proceden de su bolsillo.

    2. Las leyes estàn muy mal pero cuando un maestro lo està intentando se le nota. Nadie pide milagros, lo que pedimos es que se ponga fin a la absurdez y al estupidez. Nuestros hijos se merecen que se aplique la CIENCIA y se deje de enseñar de una forma obsoleta. Y el problema es que en miles de centros educativos no es que no se haga por falta de recursos; Es Que NO SE INTENTA!!!!! Yo por mi parte he colapsado de escuchar tonterías… De profesores, director@s… Cuando empiece a escuchar un discurso razonable y ajustado a los conocimientos científicos actuales, podré creer que estàn preparados.

    3. Ya está bien de desprestigiar a los maestros con lo de que “la carrera es muy fácil”. Quizás no es lo mismo tener que aprenderse un tocho de derecho civil que un fichero de juegos para hacer con los niños, pero eso no significa que no estemos formados, y que sigamos formandonos continuamente, ya que la educación varía con el tiempo, así como los alumnos cambian de un colegio a otro. Pero ten por seguro que para ser maestro, hay que tener vocación. El sistema ya es otro cantar…ni los mismos maestros estamos de acuerdo, pero algubos intentamos cambiarlo desde dentro. YPero no desprecies a quien te enseñó a leer y te ayudó a ser quien eres hoy.

    4. No desprestigio a quien me enseñó a leer y m os a quien me ayudó a ser quien soy. A quien lo hizo fui a darle las gracias. Si desprestigio a quien me quiso tener sentada a una silla y me machacó por no conseguirlo, y dicho sea de paso, nos OBLIGABA a ser creyentes. Si desprestigio a quien se sacaba en clase el Hola y un cigarrito ( ya no lo hace porque no puede) y que hoy sigue siendo docente, SI desprecio a quienes no tienen ni idea de psicología infantil y se inventan sus propias teorías…

  9. No sé en qué colegio están vuestros hijos, pero si es el de los gritos, los deberes interminables y los libros de texto yo me plantearía un cambio. Soy madre y docente (esas del 5 en selectividad y la poca formación… No sé cómo a este genio se le pasó comentar lo de demasiadas vacaciones) y no me reconozco w ninguno de los dos artículos…los extremos se tocan.

    1. Pues acertaste, en los colegios de mi alrededor son de libros y deberes, pero eso no es nada comparado con la grandísima cantidad de absurdeces y tonterías que he tenido que oír, que si los niños que con 2/3 años a los que se les escapa el pis es por dejadez de los padres, que si sobreestimulamos a los niños ( después de peleas resultó tener aacc), que si los 300 euros en libros de texto son necesarios… Vamos que la
      Opción de pensar que no están preparad@s me parece la más inocente… No voy a entrar a buscar otras razones porque me parecería inverosímil…no es estar en el extremo, es estar hasta las narices de tanta idiotez, pero vamos que estaría bien que esa gente obsoleta y absurda me leyera y al menos esto sirviera para que del cabrero se aplicarán en no darme la razón… No caerà esa breva… ( los que me leen suelen ser los que si hacen o intentan hacer las cosas bien…por desgracia)

  10. Como madre y maestra me he encuebtro en ambos bandos…pero el tono del artículo, por muy “irónico” que lo hayas hecho, suena bastante despectivo, y la verdad que los docentes estamos un poco cansados de que se desprecie nuestra labor. Habrá maestros mejores y peores, igual que padres y madres, pero tirarnos piedras a la cabeza unos a otros no es la solución. Todo lo contrario. Lo que debemos hacer es comunicarnos y colaborar para que la educación de los niños sea coherente, y conjugar familia y escuela. No es tan difícil. Sólo hay que ponerse de acuerdo 😀

  11. Vaya por delante que creo que el artículo al que hace referencia el escrito, es muy bueno, yo no soy docente, sólo madre y aún así estoy de acuerdo con los 10 puntos. El escrito del blog…..pues tiene razón en algunas cosas, pero no estoy de acuerdo en la mayoría. Estoy de acuerdo en el punto 2, ya que todos nos hemos topado con alguna profe que manda un “libro viajero” a niños de 2 años, con lo que parece lógico que lo tengan que hacer los padres. Lo de los deberes, es un auténtico problema, pero hay que decir que nosotros no lo sufrimos porque todavía (3º de primaria) no mandan casi deberes. Lo demás parece muy agresivo y querer buscar tres pies al gato: no dicen que no mires la agenda (la agenda está para mirarla), simplemente que no estés obsesionado con lo que tiene o no tiene que hacer el niño. Por último, no me gusta el tono general ya que parece que descarga su propia guerra contra su propio colegio y pretende que sea algo general para los padres. No, no todos tenemos esa guerra con el colegio de nuestros hijos.

  12. El artículo está respondiendo a otro artículo previo cuyo título ya es de guasa… Los padres entorpecemos el aprendizaje d ella hijos… Hay q ir ver estos padres… Resulta que en Finlandia, donde a los profesores se les pide un 9 en selectividad, los padres no entorpecen la educación de sus hijos, sino que además los profesores son respetados y valorados y es el mejor sistema educativo del mundo! Vaya… Fijaos, en Finlandia los padres deben ser de otro material… A lo mejor es que en realidad No son padres… Venga ya…

    1. Y si yo, madre entorpecedora de la educación de mis hijos, me voy a Finlandia… Resulta que ya no entorpezco y además, voilà!!! Mis hijos dejan de enfrentarse a una tasa de fracaso escolar ( la que existe para niños con aacc en nuestro absurdo sistema educativo) del 70 por ciento y por el contrario tendrían una probabilidad de éxito rotunda… ah! Ya sé! Resulta que en Finlandia a los padres nos dan un curso de cómo no entorpecer la educación…. Ah no!!!! Que lo que pasa es que en Finlandia los profesores son los que mejores notas tienen y deben pasar cribas similares a las de los médicos añadido a años de experiencia…. Y dicho sea de paso, en Finlandia se gasta más en educación y menos en toros

    2. Quizás ahí está la clave…en Finlandia respetan y valoran a los profesores. No como aquí, que les echan la culpa de todo. Ah, y no sabía que una nota de corte alta para emtrar a una carrera fuera sinonimo de prestigio, ya que se ha mencionado varias veces. Significa que hay pocas plazas y mucha gente que la pide. Para eso se hace la selectividad, para seleccionar, no para dar más o menos caché a una carrera.

    3. Creo que hablar de Finlandia está sobrevalorado. Sobre todo cuando solo sabemos el 20 por ciento de lo que pasa en Finlandia. En selectividad piden un 9, pero cobran 6 veces más que aquí. No hay colegios concertados ni privados. Por supuesto no se da religión perdiendo horas lectivas. TODOS los colegios son iguales, por dentro y por fuera, siendo innecesario elegir colegio. Hay una linea educativa global. TODO es gratis, desde el comedor, hasta los libros y el material. Hay una inversión. Aquí enseguida pedimos a los maestros que tengan un 9 en selectividad par que luego nos hagan un contrato del 80 por ciento de las horas y se ahorren pagarnos las horas de preparación lectiva. Porque así están las cosas, señoras y señores. No nos pagan las horas de preparación de las clases y NADIE, Absolutamente nadie, hace nada ni se queja.
      Un maestro de primaria en NAvarra gana la friolera de 1480 euros mensuales, que no está nada mal, pero que lo han ganado durante mucho tiempo gente que ponía gomitas en las lavadoras o ladrillos en la obras. Riendose de nosotros mientras nos preparabamos. Ahora que llegan las vacas flacas somos los malos de la película.
      El texto tiene un tufillo revanchista que se huele a kilometros, la verdad. Me he reido bastante con lo de “no pongan deberes”. Igual habría que ir a la consejería de educación de cada comunidad para pedir que no hagan curriculums educativos para darlos den 250 dias cuando el curso tiene 176. O igual es que ustedes quieren que sus hijos pasen de curso dejandose el 20 por ciento de la materia sin dar.
      Los maestros milagros no hacemos. Nunca lo hemos hecho ni lo haremos en el futuro. No podemos estirar nuestro horario, y trabajamos mucho en casa, y muchas veces por la patilla. horas extras sin pagar para tener una clase medianamente preparada.

    4. Lo cierto es que el problema de que el curriculum esté mal diseñado no es óbice para que tengamos que convertir nuestras casas en escuelas. Si eso fuese así, el,problema lo tendrían que resolver los maestros y las maestras con la administración, pero de ningún modo los deberes pueden suplir esa carencia.

      Por otra parte, si por “dar todo el curriculum” (mira que es antipedagógico eso de “dar”) entendemos hacer todos los ejercicios del libro de texto, pues mira, sí, podemos prescindir de ello.

      Que sí, que hay que invertir más en educación, formar mejor a nuestros educadores y dar a la educación la importancia que se merece, pero no paso por que los niños y niñas tengan que pasar su tiempo libre haciendo tareas escolares porque la institución no sepa aprovechar las 5 horas al día que pasan allí.

    5. El artículo está respondiendo a otro artículo previo cuyo título ya es de guasa… Los padres entorpecemos el aprendizaje de los hijos… Y son PROFESORES…….de que? Si son incapaces de leer el artículo? Totalmente de acuerdo con M……así nos va…..

  13. Padres y maestros peleándose… y nadie piensa en criticar el sistema educativo español o las políticas educativas de los brillantes políticos del país. Son los responsables de la (des)orientación de los programas, de la (des)organización de los gastos en educación y de la (de)formación profesional de los docentes. Pero después la gente vota a los de siempre.

    1. El sistema està muy mal, pero ahí estàn muchos maestros rompiéndose la crisma por hacer lo mejor para los niños mientras otros no tienen ni la más mínima idea de psicología ni de pedagogía y echan la culpa de cualquier
      Dificultad a los padres… Y cuando vas a hablar con ellos te generan una impotencia tan grande por ver como gente así puede estar ahí, llevándose un sueldo a Costa de cargarse a tus hijos, que al final no puedes evitar decir lo que piensas… ese es el problema y es lo que quema a unos y otros… ambos por llevarse culpas que no tienen; padres, profesores y niños.

  14. Por supuesto…que haya 28 alumnos en un aula no tiene nada que ver…todo es culpa del profe. Mejor apuntemos más alto para buscar dónde está la raíz del fracaso de nuestro sistema escolar.

  15. triste reflejo del absurdo debate padres-profesores como bandos contrapuestos. Se culpa a los profesores que tienen que luchar a veces sin recursos por la educación de los chavales, trabajo agotador y estresante con los padres en ocasiones como “enemigos” y esos grupitos de whatssap, ay esos grupos de whatssap… y por otro lado tampoco los padres son una pandilla de ineptos quejicas. Este artículo, como apuntan por ahí, me parece totalmente a la defensiva, aunque el otro tampoco me gustaba. En general refleja esa gilipollez de padres CONTRA profesores que solo beneficia a las academias, como la mía, por cierto.
    Trabajemos JUNTOS por mejorar la educación, como mejor manera de mejorar la sociedad.

    1. el problema es que en muchos centros ( no todos por suerte, pero si muchos)entienden trabajar juntos como obedecerles a ellos. Ellos son los profesionales ( y así te lo dicen) y nosotros debemos seguir sus indicaciones… indicaciones basadas en todo menos en ciencia … Basadas en creencias personales suyas en muchos casos y no en estudios psicológicos ni en neurociencia… Basadas en mitos, falacias y falsas creencias. Cuando te toca de cerca y el afectado es tu hijo resulta insultante.no digo que todos los profesores crean esas mentiras falacias y mitos… Digo que muchos lo hacen y eso ya es bastante grave. No debería haber ni una sola persona en la enseñanza que no esté preparada…

  16. Leo ambos artículos y en el anterior…todo son críticas a los maestros, leo este… y más críticas a los maestros. Primero el tema deberes, entiendo que si los padres llegan a las 20h las 22h de trabajar no tienen ganas de sentarse con sus hijos a hacer los deberes, es mejor que salgan del colegio y se les cargue de actividades extraescolares como danza, patinaje, natación,… y cuando lleguen a casa, ya jugaran con la tablet. La verdad es que con tanto tema de si deberes si.. deberes no… si de verdad se cree que van a mejorar el rendimiento escolar que no hayan, que vote los padres en los colegios y que se haga lo que diga la mayoría. Cuando se dice que no manden ejercicios imposibles, que os quede claro a los padres a que los docentes no escribimos libros de texto, no vienen los objetivos marcados por nosotros, viene desde arriba, de quienes hacen las leyes de educación, los cuales, si que no tienen ni idea de educación. Pero bueno… sin apoyo de las familias, hagamos lo que hagamos, los docentes siempre tendremos la culpa,…

    1. Pero es que para tener apoyo de las familias lo primero que hay que hacer es respetarlas. No es aceptable que en un centro educativo o un profesor no tenga ni idea de neurociencia, ni de psicología, ni de pedagogía… Y que cualquier ” problema” ( lo pongo entre comillas porque realmente muchas veces no son problemas) sea culpa de los padres. Que si a este niño no le han puesto límites, que si este niños está sobreestimulado, que si este otro es vago, que si puede pero no quiere… Y demás lindeces. Los colegios que hoy día siguen siendo mayoría son los de libro de texto, deberes y horas de estar quieto en una silla y claro, todas las normas del centro se articulan ante la premisa de que los niños deben ser obedientes y no molestar…. El pensamiento crítico no se permite, él constructivismo no se contempla, el aprendizaje significativo, intuitivo, experimental, activo… NO TIENE lugar, la creatividad es ANIQUILADA. Y de eso no tiene la culpa la ley ni la ratio, ni los políticos, NI LOS PADRES.

  17. Pues este artículo me resulta una pataleta.
    Pretender que con 5 horas de clase, los niños aprendan todo lo que tienen que aprender… uf…!!! Es no acordarse de lo que pasaba en clase… cuando estabas en ella.
    Recuerda o imagina 27 personas, haciendo algo que no quieren hacer y viendo por la ventana a sus compañer@s del curso del al lado en gimnasia… ¿Crees en verdad que atenderán las 5 horas de clase? Lo suficiente para no tener que repasar en clase y practicar lo dado.
    Estoy cansado de ir a jornadas intensas de 5 horas, donde el silencio, la concentración y el respeto a quien está hablando se palpa, donde he tomado notas, me han dado el material visto por escrito y donde he hecho incluso prácticas… y después he tenido que repasar y estudiar en casa para consolidar lo visto. Aquellos donde no lo hemos hecho, son un mero recuerdo. De algunos de éstos últimos, ni me acuerdo.
    Me da que con padres con estos pensamiento… Es difícil que el alumnado se tomen en serio el proceso de aprendizaje.

  18. Bla, bla, bla…bla, bla, bla… Que si maestros, que si padres/madres, que si el sistema educativo, que si los políticos… qué cansancio, qué aburrimiento, qué impotencia!!! esto no tiene remedio. Al final los que pagan el pato son nuestros hijos. Decir como madre y por propia experiencia, que al empezar el curso rezo porque el profesor/a que le toque a mi hija tenga vocación, no esté quemado y no caiga en el error de generalizar. Por cierto, este curso mi hija está encantada con su nueva profesora, “mamá, a la maestra le gustan los Pokemon!!!”

  19. Reflexionemos.
    Queridos padres y madres que piensan que los maestros y maestras no tienen formación ni son expertos, llevensen sus hijos a sus casas y enseñenles vosotros mismos, que parecen que son los expertos según vuestros comentarios. Pueden hacerlo, cuando después se tengan que presentar vuestros hijos por libre para sacarse los diferentes títulos me contáis que tal.
    Por otro lado, queridos maestros y maestras, esos que piensan que parte del fracaso o más, es por culpa de las familias, saben de sobra que no es cierto, que simplemente se tratan de algunas, más bien pocas familias con grandes problemas desfavorables que afectan en la educación general de sus hijos e hijas.

    Queridos todos, que en el fondo queremos lo mejor para el futuro de nuestros hijos e hijas y por consecuencia el nuestro propio. Cada niño y niña tiene una serie de capacidades, y muchas veces, obligados por el sistema, los docentes y familias nos empeñamos en querer desarrollar las que creemos que quedan mejor de cara a la galería y para posibles esrudios universitarios, ustedes me entienden perfectamente. Si su hijo o hija, por ejemplo, tiene grandes capacidades para actividades manuales, es decir, nuestros futuros fontaneros, carpinteros…Nos empeñamos en que desarrollen exclusivamente capacidades como la expresión escrita, competencia matemática.., dejando de lado lo que realmente motiva y es habilidoso nuestro hijo o nuestra hija. Llegando al punto que el alumnado que queda atrás es el frustrado por no hacer lo que realmente le gusta, le motiva y le hace sentir realizado y útil. Resultado, fracaso escolar. Pero en qué y por qué. Todo es relativo en esta vida. Y está clarp que hay un colectivo interesado en que esto sea de esta manera.

    Por consiguiente, dónde está el fallo. Creo que en lo siguiente.

    1.El Sistema. Puesto que no puede innovar en una educación real adaptada a las necesidades /capacidades del alumnado por falta de recursos económicos.
    2. El sistema. Que para disfrazar todo esto manipula a sus trabajadores y la opinión publica, haciendoles pensar que:

    -Los docentes no tienen formación.
    -Los padres no se preocupan por la educación de sus hijos.
    -En otros países son mejores educando puesto que los maestros están mejor formados y los padres se preocupan más por la educación de sus hijos.

    Por consiguiente y desde mi punto de vista, podemos cambiar. Queremos cambiar. Dejemos de pelearnos entre nosotros y luchamos por una política que se interese por un buen sistema educativo.

    1. Lo de “cambia de colegio” lo leo tantas veces al día en los grupos dedicados a la educación que, si os hiciésemos caso, el país parecería el juego de las sillas. Todo menos reconocer que la formación académica y ética del profesorado en este país es deficitaria.

    2. Estoy contigo! Es que te dicen que si no te gusta el colegio que cambies, pues miren ustedes que llevo ya visitados como 10 colegios y todos funcionan parecido y uno de los pocos e trabaja acorde a los nuevos conocimientos en educación està a 30 km de mi casa pero aun así he intentado entrar… Y nada, fuera me he quedado. Eso de cambia de colegio serà para los ricos que pueden elegir, en la educación pública la libertad de elección no existe y cuando existe es con un débil margen de maniobra.

    3. bueno, me ofendes doblemente, tanto mi formación académica como mi ética. Repito, cambia de colegio o dirígete a la inspección académica de zona, estás n tu derecho y a los profesores que queremos hacer las cosas de otra forma nos haces un favor. A tus hijos ni te digo…Te recomiendo un blog : Justifica tu respuesta, te recomiendo que sigas el trabajo de César Bona. ¿Deficitarios de qué?

    4. La inferencia de que estoy hablando de un colegio concreto la has hecho tú. Y la de que toda persona que habla desde la perspectiva de madre tiene menos formación que tú, también.

    5. Hay colegios públicos excelentes en los que las maestras han desarrollado proyectos educativos excelentes desde perspectivas pedagógicas claras y definidas. Se puede hacer mejor. eso no quiere decir que no haga falta un cambio a nivel político y financiero. Pero antes de la LOMCE, las cosas también iban mal.

  20. Mother Killer, me encanta tu nombre, es muy pero que muy adecuado para una persona con tu nivel de formación y que tantísimas soluciones aporta en lo referente a la familia, iluminando a los pobres ignorantes. En cuanto a tu artículo, se nota que sabes mucho, pero mucho más que los psicólogos de tres al cuarto que colaboran en el artículo de La Vanguardia, y por supuesto muchísimo más que cualquiera de los orientadores, profesores de pedagogía terapéutica o profesorado en general de los centros de enseñanza, y por cierto, me ha encantado como usas la ironía para aprovechar y llamarlos vagos, incompetentes e inmaduros, para luego poder decir que no lo has hecho ¡Muy valiente¡ Bien se ve que has pasado muchos años trabajando en colegios y/o institutos, solucionando problemas reales, y que, que diantres, deberían darte un carguito por lo menos de subsecretaria/o en el ministerio. Y por último, no quiero dejar pasar la ocasión para decirte que el tono de lo que escribes no es para nada pretencioso, y que te agradezco que ilumines nuestro camino, sumido en las tinieblas de la ignorancia si no fuese por luminarias como tu.

    Saludos

    1. Ohhh José, tú también demuestras saber mucho, dando argumentos de autoridad y usando la falacia ad hominem. ¡Muchas gracias por tu comentario!

    2. Lo cierto es que los padres no hemos nacido a la defensiva. Espero que nadie s e ofenda pero para llegar a estar hasta las narices ha hecho falta mucho esfuerzo por parte de unos cuantos centros… No hay problema, por mi parte creo que remar juntos es la mejor solución, para eso deberíamos escucharnos y apoyarnos mutuamente, pero es que para eso nos tienen que escuchar a los padres, no sólo los padres debemos escucharles a ellos… Adaptabilidad, flexibilidad, democracia.. Centros abiertos… Esas son las soluciones.

  21. A partir de ahora no se publicará ningún comentario cuyo/a autor/a no muestre haber leído y comprendido el post que comenta. Tampoco se publicarán los comentarios cuyo único objetivo sea sembrar discordia. ¡Gracias!

  22. Soy madre. Me parece estupendo que los niños hagan deberes en casa. Es una manera de acercar la escuela a la familia. Los niños juegan y trabajan en la escuela, y deben jugar y trabajar los temas en casa también. A mí me ha ido muy bien con mis hijos a pesar que eso conlleva gastar tiempo para mi. Pero no importa. Con los hijos hay que jugar y estudiar. Es bueno para ellos.

    1. Economía los hijos hay que jugar y aprender, y favorecer contextos de aprendizaje de mil maneras. Eso no significa hacer deberes.. ( lengua pág 6,7, mates pág 9,12). De verdad, quien quiera seguir haciendo esta estupidez es libre, pero respetar ( principalmente lo digo por los maestros) a quienes buscamos el aprendizaje significativo y el aprendizaje activo y REAL. No nos organicéis las tardes… tenemos cosas mucho mejores que hacer, como por ejemplo: APRENDER; idiomas, robótica, deportes, inteligencia emocional, matemáticas pràcticas, lecturas interesantes, observar el espacio, mirar cosas en microscopio, saltar en los charcos, cocinar… bola, bla,bla… ( el que crea que haciendo deberes se aprende que intente aprender cualquier cosa haciendo fichas; que aprenda a cocinar con digas y luego que venga y me cuente su experiencia)

Deja un comentario