LA ESTRATEGIA LO ES TODO

Ajedrez multicolorComo ya sabréis, lectoras y lectores de mi blog, tengo una hija y un hijo adolescentes que son mellizos: Phanton y Brigitte Killer (por orden de nacimiento). Lxs dos son listxs, lo que demuestra su buena calidad genética y la esmerada educación que han recibido. Pero solo uno de ellos es estratégico. Brigitte es brillante, usa procesos de pensamiento complejos y te los planta en la cara a la primera de cambio. No deja pasar una: es una acalorada defensora de los derechos humanos. No se te ocurra decir delante de ella, ni siquiera en broma, que alguien es feo o tonto; esgrimirá cientos de argumentos para hacerte sentir fatal y te demostrará que tus comentarios son una conducta denigratoria hacia los demás por su aspecto físico o sus competencias y habilidades.

No le falta razón, pero le pierde el exceso de implicación emocional que invierte en sus batallas (la que a las suyas parece, honra merece). Hace unos días tuvimos un claro ejemplo de las diferentes estrategias que ambxs hermanxs usan para conseguir las cosas. Durante este curso y el pasado hemos vivido varias jornadas de huelga  estudiantil en contra de la LOMCE. Mis hijxs, defensores de la enseñanza pública, han querido unirse a todas ellas. Yo les apoyo, por supuesto. Siempre he ido a escuela pública y mis hijxs son estudiantes de la pública. Pero les exijo que sepan quién convoca la huelga, el motivo de la misma y que debatan con sus compañeros y compañeras la necesidad de hacerla. Pues bien: esta vez parecía que lo tenían todo atado y bien atado. Últimamente yo protestaba mucho porque no cumplían la última condición, pero esta vez llegaban tan contentos del instituto esgrimiendo la bandera “hemos hablado entre todos y hemos decidido hacer huelga”. Sin embargo, no supieron responder a las dos primeras preguntas, el quién y el por qué.

Y es que esta era una huelga un tanto atípica. Era una huelga regional convocada por organizaciones estudiantiles que no eran sindicatos (las huelgas solo pueden ser convocadas por sindicatos, a no ser que la ley haya cambiado), y para protestar por el estado de la universidad regional. A mí me habían llegado rumores de que la huelga se había convocado con la idea de que el día 19 era fiesta en otras comunidades y no en la nuestra. ¡Cómo nos vamos a perder un día de fiesta! Bueno, aunque no creo que esa fuese la motivación principal de los estudiantes convocantes, sí que era un argumento usado por los no convocantes.

Por lo tanto, les dije que tendrían que ir a clase, que no quería que hiciesen huelga. En ese momento Brigitte montó en cólera. Ella y yo discutimos. Mientras, Phanton permanecía callado. “A mí no me metas en el mismo saco” fue su única frase. Al día siguiente, los dos se fueron al instituto, unx de ellos con cara larga y de malas maneras. Phanton se despidió con un beso: “Adiós, mamá”.

A las 8:22 de la mañana recibo un whatsapp de Phanton:

– P.: Mamá

– MK: Qué

– P: Solo hay 7

– MK: Pues qué se le va a hacer. No es una huelga normal, no la convoca ningún sindicato.

– P: (Me envía una foto del cartel convocando la huelga)

-MK: Que ya lo sé cariño, pero no es un sindicato

– P: Bueno. Clases particulares.

– MK: ¿Está ahí Brigitte contigo?

– P: Si

– MK: Anda, veniros para casa si queréis, pero solos NO podéis a la mani. VENIROS A CASA. Nada de mani.

– P: OK <3 <3

Al rato llegó Phanton a casa sin Brigitte.

– MK: ¿Y tu hermana?

– P: Ha dicho que se quedaba por su dignidad

Y así fue como Phanton, siendo estratégico y canalla, consiguió su objetivo, mientras que Brigitte, por su dignidad, pasó toda la mañana en el aula de convivencia con los estudiantes a los que sus padres y madres no les habían dejado hacer huelga. Tengo dos moralejas para esta historia: 1) La estrategia es mucho mejor que la vehemencia y 2) Las madres nos dejamos camelar con cuatro arrumacos y no aprendemos a ser consistentes con nuestras decisiones así pasen 20 años. Yo, por supuesto, hubiese hecho lo mismo que Brigitte.

10 Responses

  1. Pues que quieres que te diga, yo hubiera actuado como brigitte, y después me hubiese ido con phantom. Jajajajaja.

    Pero dicen, que de las experiencias propias se aprende.

    Un besote

    1. Eso es lo que me hubiese gustado que hiciese. Ay esta niña, a ver si aprende a guardarse el orgullo y hacer lo que más le conviene en cada momento. Un beso.

  2. Mi dulce, bella e inteligente Brigitte…. me encanta ese ímpetu que tiene. Eso si, los años enseñan que una buena estrategia siempre abre más puertas, pero ya junto al carácter que la imprima, será capaz de coger el mundo y que éste coma de su mano. Saludos Mother. #OEDM

    1. Ese ímpetu será su mejor recurso cuando aprenda estrategia. Ya me contarás que es eso de #OEDM. Un beso

  3. De acuerdo con la primera conclusión. ¿Pero como demonios escapa uno de su vehemencia natural, con un gotero de Lexatín?
    Afortunado Phanton, le irá bien 🙂

    1. Confirmo tú regla siendo la excepción: hombre que hace lo mismo que Brigite (y lo peor es que de joven probablemente se habría comportado como Phanton)

    2. Tenemos que aprender a educar a grandes mujeres. Lo tenemos en nuestras manos. Lo conseguiremos 🙂

Deja un comentario