La culpa es de las mujeres

– “Dice que le pegó la primera paliza estando embarazada”

– ¡¡Pues que no se hubiese dejado!!

Conversación tomada al azar en cualquier playa de cualquier lugar de España. Cuando encuentran a las mujeres muertas, que no asesinadas, es culpa suya siempre. Por haber ido a donde no debían. Por haberse vestido así. Por haberle puesto nervioso. Por haber bebido demasiado. Porque iba provocando. Porque no le dejaba ver a sus hijos. Porque le dejaba ver a sus hijos. Porque le quería dejar. 

Y aunque no hagamos nada de esto, la culpa sigue siendo de las mujeres. Porque educamos a nuestros hijos, que se convierten en monstruos maltratadores. Porque no supimos hacerlo. Porque les enseñamos muchos idiomas pero no les dimos teta, amor, comprensión. Porque no les enseñamos a respetarnos. Porque no nos respetamos a nosotras mismas delante de ellos. Porque les llevamos a la guardería. Porque no les llevamos a la guardería. Porque no comimos con ellos. Porque comimos con ellos. Porque les consentimos demasiado. Porque fuimos demasiado estrictas.

Todo lo que nos rodea, anuncios publicitarios, videojuegos, películas, dibujos animados, libros de texto, la maestra que los usa, cuentos, libros, revistas, conversaciones, amigos de nuestros padres, amigas de nuestras madres, nuestros padres, todo transmite el mismo mensaje. La Kardasian se embaraza y es muy importante ver cómo queda su culo embutido en un vestido blanco. Las infantas preadolescentes se pintan como monas y salen en portada de revista. Solo servimos para limpiar, es el experto el que investiga la eficacia de los productos de limpieza que nosotras usamos. Nunca hicimos nada de provecho: no salimos ni en los libros de historia. Lo mínimo que nos merecemos es que nos maten. 

Así que como, hagamos lo que hagamos, es culpa nuestra, hagamos lo que queramos. 

1 Response

Deja un comentario