EL MILAGRO DE SAN ILDEFONSO

Pensé que una vez en la ESO, mis mellis dejarían de darme material para relatar anécdotas sobre su paso por el sistema educativo, pero me equivocaba. Éstas, como su intelecto, son cada vez más floridas y complejas y además no van acompañadas de la ansiedad del principio. Ahora me demuestran día a día que sus cabecitas están bien amuebladas y tienen una buena formación en valores que aplican en todas las situaciones en las que se encuentran.

Como ya he contado en otras entradas, mis hijos nunca han cursado la asignatura de religión. Tampoco han ido a ninguna misa ni se saben ninguna de las oraciones que la gente de mi generación aprendió en su más tierna infancia. Para decirlo de una forma sencilla: son no católicos practicantes. Eso no es óbice para que vayan poco a poco aprendiendo qué son las creencias religiosas, las distintas religiones que existen en el mundo y la religión mayoritaria en el país en el que viven: el catolicismo. Lo cierto es que nunca han mostrado ninguna tendencia a la religiosidad, son incrédulos en cuanto a los aspectos sobrenaturales de la vida y tienen una moral que proviene más del razonamiento que de los dogmas. Y eso va a quedar demostrado con la anécdota que voy a contar.
Durante este curso, en la clase de literatura, llegaron a la parte en que la profesora comenzó a hablarles del Mester de Clerecía, curas poetas que durante los siglos XIII y XIV escribían poemas didácticos y moralizantes  de temática religiosa. Cuando llegaron a Gonzalo de Berceo y su Milagros de Nuestra Señora, la profesora les pidió que buscasen información en casa sobre el milagro de San ildefonso, por ser un santo autóctono de gran relevancia en nuestra provincia. Así que, cuando llegaron a casa, me pidieron ayuda para buscar información sobre el santo. Es curioso, porque normalmente son autónomos para buscar información en google, pero no sé que palabras clave estarían usando que no daban con un enlace que les convenciera.
En cuanto puse San Ildefonso Milagro aparecieron miles de enlaces, y escogí (para qué ir más lejos con el tema) el de la Wikipedia. Se lo leí en voz alta y escuchaban con los ojos como platos. Cuando llegué a la parte de “Los árabes, durante la dominación musulmana, al convertirse la Basílica cristiana en Mezquita respetaron escrupulosamente este lugar y la piedra allí situada por tratarse de un espacio sagrado relacionado con la Virgen María a quien se venera en el Corán” dice Phantom Killer:

– Si hubiesen sido los cristianos hubiesen arrasado con todo…
(glups)

A parte de esa intervención y la lógica de “Mamá, ¿Qué es una casulla?” no dijeron más y resumieron el milagro en sus cuadernos. (Para las vagas y vagos que no abráis el enlace de la wiki, os diré que el milagro consistía en que la virgen se apareció a Ildefonso, obispo de Toledo, y le entregó una casulla que éste debería usar los días festivos dedicados a ella )

Bueno, ahí quedó la cosa. Pero lo cierto es que el enlace de la Wikipedia se saltaba una parte importante del milagro (enlace con el milagro relatado por Berceo): el sucesor de San Ildefonso quiso ponerse la casulla para igualar a éste, esa casulla que le había entregado la Virgen en exclusiva, y pereció ahogado en el intento. En clase comentaron el milagro completo, y he aquí que, según relata Phanton Killer, a la profesora se le ocurre preguntar:

– ¿Os parece bien que la Virgen matase al que intentó ponerse la casulla?

La mayoría de la clase dijo que sí, y solamente a unos 10 estudiantes les pareció una barbaridad el tema (entre ellos Brigitte y Phanton Killer). Los motivos de los que dijeron que sí eran que la Virgen era Misericordiosa y Todopoderosa y cualquier cosa que hiciera o hiciese estaba bien. Bien, bien, bien…

Por lo que cuentan mis mellis, la profesora se quedó tan asombrada como ellos ante esa respuesta.

Cuando me lo contaban hoy por la tarde les pregunté:

– ¿Pero sabéis que es eso de Misericordiosa?
– No sé  – dice Brigitte-  una de esas palabras largas que se usan para convencer.

En fin, que ahora entiendo mucho mejor eso de los valores cristianos. Si una persona todopoderosa y misericordiosa asesina, está bien. No es delito, ni moralmente reprobable, ni va en contra de los mandamientos. Ahora entiendo que eso de la Educación para la Ciudadanía es totalmente incompatible con estos desarrollados valores cristianos, y entiendo que Wert se la quiera quitar de enmedio inmediatamente. Bromas aparte… ¿Os parece bien, lectoras y lectores, que la Virgen asesinase al orgulloso y soberbio sucesor de San Ildefonso?

3 Responses

  1. te puedes imaginar quién va a comentar aquí……YO.
    jajajajaja.
    Evidentemente, o esa profesora no sabe enseñar, o ha habido un malentendido en las cosas que han interpretado los niños. Porque sinceramente te digo que ni esos son valores que se transmitan, ni se explica así nada de esto en “círculos practicantes”. Ni nosotros, ni el el colegio, a mis hijos les dicen que esté bien matar. Bajo ningún concepto y en ninguna circunstancia. Ni que lo haga Dios, ni los Santos ni nadie. Esas historias, no son más que eso, historias explicativas de unas determinadas actitudes, que sacadas de su contexto histórico no tienen ningún sentido más allá de su significado último: la soberbia es algo malo. el resto, son adornos para poder explicar las consecuencias que puede tener un mal comportamiento en, repito, un momento histórico determinado.
    Me encantaría que vinieses un día a una clase de catequesis o de religión de mis hijos. O a una misa…..quizá te daría otro punto de vista. Lo cual no quiere decir que fuésemos a “abducirte”,jajajajaja (proselitismo, yo, el justo)
    Me sorprende que una persona que adivino tan con los pies en la tierra, en el día a día, se conforme con estas simples explicaciones y deducciones y no intente indagar más allá….¿De verdad piensas que los valores cristianos se limitan a esto? ¿A admitir que según quién lo haga,algo que es reprobable para el resto está bien? no me lo puedo creer.

    besos!

  2. Buenos días querida.
    Te invito a que vuelvas a leer la entrada con detenimiento, incluidos los post sobre religión. Estás hablando con alguien que YA se ha tragado muchas misas 😉
    No es ni mi interpretación ni mucho menos el mal hacer de la profesora (esta vez no tiene ella ninguna culpa): los niños interpretaron un hecho religioso y lo hicieron así. Ah, y no creo que la iglesia coincida contigo acerca de la realidad del Milagro.
    ¡Un abrazo!

Deja un comentario