Disfraces

Disfraz de indioMañana me las tengo que ingeniar para ir a trabajar, llevar a la cuadrilla a las extraescolares y, acto seguido, acudir a la fiesta de carnaval con ella y él disfrazados de indios. No tengo materiales, y si los tuviera no sabría que hacer con ellos. Pero lo conseguiré. Los chinos siempre son un recurso fácil y rápido. Lo descubrí cuando dejé de intentar ser perfecta en todo.

Cuando los mayores eran pequeños, me compré una máquina de coser y me dejé llevar por la furia costurera de mis comadres en el colegio. No tuve en cuenta que había llegado a vivir a una pequeña ciudad con una tradición textil importante, y quien más, quien menos, había trabajado en uno de esos talleres de confección o tenía una madre, una tía o una abuela que manejaba los hilos a la perfección.  Yo ahí no daba la talla. Mientras ellas confeccionaban bellos trajes de pollo en los que el foam permanecía erguido y lustroso sobre las cabezas de sus pequeños, los míos iban con un saco que se caía por todos lados y les tapaba los ojos, haciendo que fuesen dando traspiés en los desfiles de carnaval. 

Por otra parte, tenía que sacar tiempo libre para usar esa máquina infernal en la que se me enredaban los hilos, la costura salía torcida, la aguja era una sanguinaria herramienta que bajaba y subía sobre mi dedo y nunca sabía cómo poner la tela para que no me quedase toda arrugada. Y ese tiempo era nocturno. Despertaba a todas y a todos con mis “joder”, “hostia puta”, “me cago en tó”, etc. Y los pobres niños miraban de reojo, pensando “¿me tendré que poner eso mañana?”

Dí el cerrojazo a la máquina cuando comprobé que no podía competir de ninguna manera con las supermamis. Esto coincidió con la decisión del ayuntamiento de nuestra ciudad de acabar con los carnavales y relegarlos a las fiestas de los colegios. Ya no había concurso de coles en el desfile de carnaval, y las madres también perdieron el interés por demostrar sus dotes de confección. Así que ahora, casi todos los niños y niñas van vestidos con estupendos disfraces made in china, de telilla de forro y fieltro. Todavía hay algunas que derrochan creatividad y arte, pero son las menos.

El curso pasado fue nuestra Monster Girl la que ganó el concurso disfrazada de egipcia china. Todo un bochorno, teniendo en cuenta que el concurso era en el cole de Vampi, al que venía de invitada. Tras este acontecimiento, Father pensó que lo mejor que podíamos hacer era correr cuanto antes con el regalo, ya que las madres de las niñas autóctonas empezaban a mirarnos de reojo y a murmurar. 

Si somos capaces de ganar concursos de disfraces con esos ropajes, desengañaos, ¿merece la pena estar horas y horas comprando las telas, cortándolas, volviéndolas a cortar porque nos hemos equivocado, intentando averiguar cómo unir lo que hemos recortado y luchando con el niño o la niña para que se pongan el resultado de todos nuestros desvelos? La respuesta es NO. Una vez al año, no hace daño. Disfraz del chino para salir del paso, y todas tan contentas. 

¡¡FELIZ CARNAVAL!!


2 Responses

  1. Jajajajaa….te creas o no m ehe visto reflejada. Hoy se supone que tenía que llevar a los mios disfrazados, pero como han dicho que va a llover lo van a retrasar al martes y esta vez, el peque va con un disfraz prestado de romano yla mayor….. la mayor irá con una bolsa de basura que tengo que hacer aun que parezca que es una india…
    Asi es que este fin de semana. .toca visitar San Google y hacerlo.
    Feliz carnaval!

  2. Pues yo debo reconocer que es una de esas atrás en las que me gustaba sacar pecho, en las que podía lucirme y decir… Mira tu que esto si se hacerlo!! Para que a la hora de la verdad mi hijo quiera ir con el disfraz de Spiderman igual que de todos y en el colé me den una bolsa de basura sin más información para que haga un disfraz “igualito” al resto de sus compañeros (joder pero dame más información en la que basarme no?)

    Así que aquí estoy, haciendo una porquería de disfraz como el resto , y cabreada, y si, en realidad debería estar agradecida de no tener que entrar en esas guerras ni matarme en ello, pero como decía antes, es de lo poco que se me da bien (si me dejaran a mi gusto y con mis cosas) y ya que no hago mega fiestas de cumple, no soy la madre de Ronaldo ni hago madalenas para todos mi organizo cabalgatas, que alguien me deje mi pequeña parcela de sentirme “buena madre”!!!!!

    En fin… Tu me entiendes verdad? Jajajajaja tomemoslo con humor: disfraz de bolsas de basura y asegurarme que me llevo a casa el Spiderman correcto , para eso hemos quedado

Deja un comentario