#VDLN

#VDLN 125: Lagartija Nick/Lagartija Nick y Enrique Morente

Nos hemos despegado de la tierra. Es maravilloso viajar a miles de kilómetros en un instante, poder explorar el pensamiento de antes y de ahora en un solo click, alcanzar el mundo desde tu salón y contar tu historia. Ver, oír, mirar, escuchar… pero nunca tocar. Todo es humo que se puede desvanecer en un solo segundo. La comida es carne muerta en bandejas de poliuretano que contienen células de sufrimiento nunca vistas, nunca oídas. Y nosotros pagamos y trabajamos para mantener esta gran mentira que parece una gran obra, y no es más que una gran mierda, una gran burbuja que un día explotará y nos dejará libres y a la vez desvalidas.

Después de todo lo vivido, de unir lo de antes con lo de ahora y mostrar que el mundo es una gran broma que nos creemos hasta que se nos desgastan las vértebras, hay que reconocer que hay maravillas que se disfrutan en un instante, momentos únicos que quedan en nuestra memoria y que nos aportan mucho más que las grandes teorías de los señores importantes e inmortales. Cuando llegamos al punto en que nos importa una mierda las tonterías construidas para mantener el sistema, somos capaces de apreciar los tesoros pasajeros, los mandalas budistas que no adornan las paredes de museos y que no son la atracción de manadas de espectadores pasivos que, cual borregos, abarrotan las salas vacías de alma y corazón.

#VDLN 124: Here comes the sun (George Harrison)

Es cíclico. Lo veo todo terrible, patéticamente, detestable, triste. Cada pequeño error se convierte en el definitivo, y llegan las ganas de abandonarlo todo, de cambiar de rumbo, de desistir. Las injusticias, que siempre vienen de la mano de los miedos miserables de personas tibias y bien pensantes, se convierten en montañas inaccesibles de rabia y dolor.

Percibo cada sutil movimiento de ego conmovido: restricciones de acceso, comentarios que me sitúan en mundos ajenos que no me incumben, miradas que contienen una historia de desencuentros, movimientos que quieren agitar mi alma para producir terremotos en nuestra convivencia. Quién pudiese ser ciega a todas esas señales. La sensibilidad es una maldición en estos momentos mágicos de percepción sutil.

No obstante, y sin ponernos demasiado optimistas, todo eso cambia cíclicamente. Cada vez soy más flexible y capaz de encontrar recursos salvadores y de mandar a tomar por culo (sutilmente) a las listas, a los tontos, a los pobres de corazón y a las divas. Que mira, que tengo mi sol y mi luna, que solo se eclipsan cuando me creo las soflamas de los débiles. 

Guardaos vuestros vítores. No me convencéis con eso de que lo mejor es obedecer y claudicar. Hincar la rodilla y asentir sonriendo. Podéis meteros vuestros laureles por el culo. Here comes the sun. 

#VDLN 123: Jeff Buckley (Hallelujah) o cuando los cover molan

La música se puede vivir de abajo a arriba o de arriba a abajo. Para los que la viven de esta última forma, el desmembrarla, comprender sus entresijos y comprenderla desde lo racional lleva a una lucha de contradicciones y a una pérdida de sentido desmotivante e inutil.

La fe está muy bien, pero hay personas que han nacido pragmáticas y necesitan pruebas. Quizás la inmediatez de los tiempos actuales nos esté revistiendo de una falta de paciencia patológica que nos impide perseverar y mantener la esperanza de que en un futuro veremos el producto de todo ese trabajo. Pero saber a qué conducen todos nuestros esfuerzos quizás sea una necesidad básica. Hago todo esto ¿para qué? ¿Cuál es el resultado final? Quizás la clave esté en que el propio hacer sea el fin. Hacer por hacer, encontrando un disfrute en la labor cotidiana, en la construcción del edificio, piedra a piedra, sin estar seguras de que algún día lo vamos a ver terminado, como ocurría (y ocurre) con las catedrales.

Pero el caso es que cada uno, cada una, tiene que encontrar su propio camino. En un mundo post-moderno, en el que reconocemos el peso de las imposiciones sociales, nuestra alma sigue teniendo un lugar insustituible en todo esto. Somos libres, y hasta que no nos demos cuenta de ello, hasta que no asumamos nuestra propia libertad, hasta que no nos batamos en duelo con ella y nos venza, atadas a una silla y con el pelo trasquilado, no podremos entonar el Hallelujah.



#VDLN 122: Ismael Serrano (papá cuéntame otra vez)

Papá, si estuvieses aquí, fliparías. ¿Sabes que tenemos aparatos que, en segundos, te responden cualquier pregunta que les hagas? Imagina, toda la historia en tus manos. En un cacharro que cabe en un bolsillo puedes llevar miles de libros. Mamá ya no te echaría la bronca porque los libros invaden la casa, y tú podrías leer sin descanso cualquier cosa que quisieras en un click. Y sin cables, papá, sin cables. 

Eso sí, seguimos celebrando el día de Reyes. Y compartimos las fotos en nuestros aparatos con pantalla. Ya no tenemos álbumes, y hacemos fotos por encima de nuestras posibilidades. Recuerdo como si fuese ayer esas fotos en bata, en el salón de ese pequeño piso. Colores anaranjados, como de filtro Valencia, que es el que a mí más me gusta. Y juguetes de cuerda y plástico. Mi microscópio, mi cuerpo humano de piezas, mi currito…

Papá, tendrías que ver lo que está pasando con el feminismo. ¿Te acuerdas de lo pesada que me ponía yo con eso? ¿Que me negaba a hacer las cosas de la casa si mi hermano no las hacía también? ¿Y que, entonces, no las hacíamos ninguno de los dos? Pues ahora hay mucho más. Ahora no entenderías a une feministe hablando de abolos, cisgénero, heteropatriarcado y más. Te tendríamos que hacer traducción simultánea. Pero bueno, el caso es que todo es muy difícil de encajar. ¿Recuerdas que lo de las Mamá Chicho me parecía machista? Pues ahora resulta que son mujeres libres, abanderadas de la liberación femenina. En fin, papá, que todo es más difícil de entender pero los cuerpos leídos como mujer seguimos igual de jodidos.

Y la política, papá… no sabrías a quién votar. No sabrías siquiera si votar. Serían divertidas nuestras conversaciones ahora, y nos gustaría que nos dieses tu punto de vista, porque, al fin y al cabo, tú me enseñaste todo lo que sé, lo básico y necesario, lo que hace falta saber.

#VDLN 121: The mamas & The papas (California Dreaming/Dream a little dream of me)


La Navidad para mí es como una canción de The mamas & The papas. Casual, como hecha en el momento, sin grandes ínfulas, con ropa de andar por casa y con instrumentos “menores” (esto es una coña personal, permitidme la licencia). Ni sintetizadores, ni rollos de identidades robóticas, ni grandes ínfulas de divos y divas. Dos chicas y dos chicos, con bastantes líos de celos entre ellos, que disfrutaban de la música y que les gustaba cantar juntos. Con eso se hacía un grupo en aquellos tiempos. Y así pervive esta canción, que nos lleva a California en esos tiempos de guerra, en que los jóvenes se revelaron en contra del poder establecido poniéndose flores en el pelo y les reventaron a base de LSD. 

Pero sin duda, el alma del grupo era Mama Cass. Verla y oírla cantar debía ser un placer. Y finalmente decidió cantar en solitario, seguramente harta de los líos amorosos de sus tres compis. Pero el corazón no le aguantó la marcha, y murió en 1974 de un ataque al corazón, aunque la prensa malintencionada quiso hacer creer que había muerto atragantada comiendo un bocadillo de jamón. Si Mama Cass hubiese seguido cantando ¿con qué nos hubiese deleitado todos estos años? A mí me encanta esta versión del clásico “Dream a little dream of me”

Y esta otra muestra los peligrosos mensajes que Cass Eliot transmitía y por los que se sospecha que su muerte fue planificada por el FBI. 




#VDLN 120: Siloé (La verdad)


Hasta que me di cuenta de que estabas tan perdido como yo, pasó mucho tiempo. Todas esas palabras, tu alo de angustia al pensar en la verdad, la realidad, los muebles, la muerte… y solo en la mirada de tu alter ego encontrabas el alivio de la comprensión. No era una pose, lo sé. Era verdad que necesitabas que alguien asintiese contigo. Pero era tan inconmensurable tu necesidad de medir el mundo pretendiendo convertirlo en agua que no había nadie capaz de darte el metro adecuado. Sólo tu alter ego, aquel chico que sigue mirándote desde su foto en blanco y negro y al que vitorean todas las chicas perdidas. Siloé, La verdad.



#VDLN 119: Neuman son de Murcia

Portada de una de las canciones de su nuevo trabajo

No es de extrañar que Neuman suenen tan bien, ya que tienen un técnico de sonido de lujo. Llevo oyendo hablar de Neuman un tiempo, y nunca me había dado por escuchar su música. Y me he enganchado. No sé qué decir, me he quedado prendada de ellos. Me gustan sus letras, sus cambios de tonalidad, su sensibilidad y su inglés. Un gran descubrimiento. Es maravilloso saber que el pozo de la música es inacabable. La música es maravillosa, lo cura todo, eleva el alma y nos pone en forma. Os voy a dejar un par de canciones que tienen vídeo, pero os invito a escuchar todas las canciones de su álbum If. Calidad en estado puro. Amor a primera vista.


#VDLN 118: Napoleón Solo y Lolaila Carmona (hablando de zombies)

©1964 NBC Television
Hoy os meto la chapa y luego os pongo una canción. Es lo que hay. Y es que, en estos tiempos convulsos en los que sería mejor estar muertos y no respirar, como dicen los Napoleón Solo, me empeño en seguir trabajando en mis cruzadas particulares. 

No sé si os habréis dado cuenta de que nuestro sistema educativo es un zombie, un muerto viviente que intenta devorarnos en sus últimos estertores. Pero es que lo que no puede ser es que nos vendan la moto de la democracia, la libertad, la libertad de expresión y los derechos humanos y luego venga una institución a la que es obligatorio acudir de los 6 a los 16 años e intente imponer sus reglas en nuestras casas. 

La escuela se empieza a destapar abiertamente como instrumento de control y coacción. Cuando la gente se ha empezado a rebelar masivamente contra sus truculentos planes de convertir a nuestras hijas e hijos en copistas y reproductores de ejercicios y relatos mal escritos de libros basura, la escuela ha saltado de su asiento. ¡¡¡No nos desprestigiéis !!!! ¡¡¡¡Somos la autoridad!!! ¡¡¡Respetad nuestros mandatos!!!

Pero la creatividad y el pensamiento crítico están reñidos con esa fábrica de rumiadores que abre sus puertas todos los días a las 9. Nunca olvidaré ese párrafo en el que Bruner (un prestigioso psicólogo que murió este mes de junio a los 100 años de edad), en su libro La educación, puerta de la cultura, contaba cómo la generación anti-Vietnam había surgido de una renovación pedagógica. El grano en el culo que le salió a los USA no pasó desapercibido, y se tomaron medidas para que esto no volviese a pasar. La nueva escuela europea de los años 20 había abierto una vía muy peligrosa: la liberación de las mentes, el mayor enemigo del poder institucional. 

En fin, que si nos oponemos a los deberes y otras malas prácticas de la escuela zombie no es por dejadez (a la que, por otra parte, tenemos todo el derecho). Es porque nuestros hijos e hijas van más allá de todos esos papeles malgastados con prosas mediocres y cuentas inútiles. No pueden estar perdiendo su precioso tiempo llenando papeles cuadriculados de grafito cuando pueden explorar el mundo real y el virtual. Señores y señoras maestras promotores de los deberes, a los que les gusta que sus alumnos tengan buena letra y coloreen sin salirse: en nuestras casas no queremos hacer eso. Ya bastante tenemos con sufrir el pinta y colorea en las aulas. 

Bueno, y ahora la canción. Estos chicos, Napoleón Solo, rebosan creatividad por todos sus poros. Seguro que su educación fue más allá de la flauta dulce y el a mi burro a mi burro le duele la cabeza



#VDLN 117: Radiohead, la quema de la bruja y el que sueña despierto

Lo que más me gusta de Radiohead es que siempre me hacen pensar. Además de ser impecables musicalmente, claro. En Burn the Witch nos recuerdan que las brujas dirigen el mundo y que hay que quemarlas a lo grande, junto a sus ídolos gigantes que no son más que caballos de Troya, títeres huecos que asustan pero que no tienen ningún poder. Los títeres de madera han tomado el país que gobierna el mundo, pero los que realmente dirigen el cotarro son seres de negro que viven entre nosotros y que siempre sobreviven a la quema. Si os gustó la premonición de Matt Groening, os encantará este vídeo.

Y si las brujas nos dejan, seguiremos soñando con un mundo mejor. Aunque no debemos olvidar que para soñar y para construir, hay que dormir. Cuando escuché esta canción, me enganchó sobre todo su inquietante final. La gente dice que hay que escucharlo al revés para escuchar cosas como “Half of my life” (‘Mitad de mi vida’), “I’ve found my love” (‘He encontrado mi amor’), o “Every minute, half of my love” (‘cada minuto, mitad de mi amor’). Sin embargo, yo creo que escuchándola normalmente, lo que dice Thom Yorke es “I want to sleep”.