ANA Y MÍA: BLOGS PRO ANOREXIA Y BULIMIA

                                     
Hoy os voy a hablar de algo que es interesante  que todas las familias conozcan para prevenir la incursión de sus chicas y chicos adolescentes en una peligrosa comunidad que lleva en auge durante años en las redes sociales: los blogs y foros pro-Ana y Mía. Quien más, quien menos, todas hemos oído hablar de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), la anorexia y la bulimia entre otros. Estos trastornos son complicados de superar y en algunas ocasiones pueden conducir a la muerte. Van acompañados de una autoimagen distorsionada del propio cuerpo y un deseo de adelgazar para adaptarse a los cánones estéticos planteados  en nuestra sociedad. Las personas con anorexia restringen hasta límites extremos la ingesta de alimentos, mientras que las personas con bulimia, a pesar de comer, vomitan lo que han ingerido.
Los blogs y foros pro-Ana y Mía surgen como un espacio de encuentro para personas con estos trastornos (la llamada Anorexic Nation). En estos espacios, en los que escriben mayoritariamente chicas, se fomenta una cultura de la delgadez extrema y se ofrecen consejos (tips) para mantener el autocontrol en la ingesta de comida y alcanzar metas en relación al peso corporal. QUOD ME NUTRIT, ME DESTRUIT es uno de sus lemas. Esta actividad se reviste de una estética fantástica y religiosa: las chicas quieren llegar a ser princesas, ángeles, seres etéreos y transparentes que se desprenden de la grasa para alcanzár la perfección. Es interesante la identidad de Wannabe: son las personas que se acercan a estos foros para recibir los consejos de los que ya han alcanzado la perfección. Son chicas, y en algunas ocasiones chicos, que sin tener el trastorno quieren dejar de comer para perder peso. En algunos casos, las Wannabe son tratadas con desprecio; no pertenecen de una forma pura y completa a esta comunidad, ya que para que esto suceda, Ana o Mía llegan sin avisar, de una forma inconsciente, casi poseyendo la voluntad de quien la sufre. Por el contrario, las Wannabe son advenedizas que quieren, conscientemente, adoptar comportamientos anoréxicos y bulímicos para perder peso. En realidad, la línea que separa a las princesas y a las Wannabe es muy fina: el peligro de caer en un trastorno alimentario es real y comienza con la incursión en la comunidad. Aunque algunas de las “princesas” aconsejen a las Wannabe que dejen de husmear en sus blogs, probablemente un gran porcentaje persista en sus objetivos y caiga en las garras de los TCA .
No voy a poner aquí ningún enlace a estos blogs, los podéis encontrar fácilmente googleando. Es importante saber que existen y saber cuál es su filosofía: los TCA son una forma de vida para ellas, un camino duro hacia la perfección que las tiene atrapadas. Internet ha actuado en esta ocasión para reunir a un grupo de personas que se sienten incomprendidas por la sociedad, que se sienten rechazadas, vigiladas, obligadas a comer. En estos espacios despliegan todo aquello que no pueden expresar frente a sus padres, sus familiares y sus médicos. Esta expresión pública de los pensamientos que rodean los TCA es considerada como altamente peligrosa, de modo que algunas organizaciones, como Protégeles, ha iniciado desde hace tiempo campañas para el cierre de estos espacios web. Este tipo de campañas me parecen esenciales para la seguridad en la red de nuestros adolescentes… PERO…creo que hay una última reflexión que debemos hacer.
Uno de los apartados frecuentes en los blogs pro-Ana y Mía es la Thinspiration (algo así como “delgadez inspiradora”). En esta sección, las chicas cuelgan fotos de artistas y modelos que ellas consideran perfectas para mantener en mente la meta que quieren alcanzar (las llamadas Thinpho). Entre estas modelos están mujeres tan conocidas y fotografiadas como Kate Moss, Natalie Portman o la cantante fallecida Amy Winehouse. Estos modelos de mujer circulan libremente por la red y los medios de comunicación produciendo efectos no conscientes en todas nosotras. Cuando llega el verano, esa meta nos dice:”pongámonos a dieta para lucir el bikini”. Cuando llega el invierno, es la hora de perder esos “kilos de más”, producto del descanso y el buen vivir. Cientos de dietas circulan por internet y muchas mujeres se someten a ellas para alcanzar un ideal de perfección promovido por los cánones de belleza establecidos. Una mujer que no cumple estos cánones tiene que escuchar con frecuencia, ya sea en su mente, ya sea en sus oídos, la palabra “gorda”, pronunciada con desprecio. Es en este contexto en el que surgen los TCA. ¿Existieron estos trastornos en la época de Rubens? Lo dudo mucho.
Por lo tanto, la prevención de los TCA no acaba con la vigilancia de las páginas que visitan nuestras hijas e hijos en la red. Supone también un cambio de óptica en los modelos de belleza que les ofrecemos  y que les transmitimos consciente e inconscientemente. Una alimentación sana y equilibrada y modelos saludables de belleza son imprescindibles para alejar de su camino los fantasmas de Ana y Mía.

7 Responses

  1. gracias por ocuparte de esta cuestión… yo tuve anorexia con 18 años y tengo 47. Personalmente creo que se ha estancado en nuestra sociedad de tal manera que consideramos peligrosamente normal tener trastornos alimenticios en nuestra juventud y cada vez más frecuentemente en la infancia o incluso la edad adulta (la maternidad y la menopausia son momentos propicios para intentar desprendernos del cuerpo). El problema es tan complejo que sinceramente pienso que nadie encuentra un camino ni aproximado siquiera a su solución, pero sin duda el paso inicial es el cambio de óptica del que hablas… difícil, difícil…

    1. La autoestima también es importante. Y esta va acompañada de alejarnos de personas tóxicas que nos hacen sentir mal: esas amigas que siempre hacen comentarios despectivos sobre nuestro cuerpo, ese que cada vez que nos ve tiene que evaluar el estado de nuestra báscula, la dependienta de la tienda de ropa que se permite señalar las características de nuestro cuerpo… ¿Nos educan para gustarnos, para querernos tal como somos? Igual que es importante querer a tu pareja sin pretender cambiarla, el continuo afán modificador que tenemos sobre nosotras mismas tiene origen en el desamor que hemos aprendido a tenernos. Aprender a querenme supone aprender a respetar mis necesidades, a escucharme y a decirme que sí o que no en referencia a mi bienestar y no a metas estéticas inalcanzables que otros han marcado.

  2. metas inalcanzables que otros han creado… en la anorexia no solo entra la parte estética como algo exterior. Se pretende la perfección en TODO, nunca se alcanza, nunca es suficiente y eso lleva a una insatisfacción constante.

  3. Me ha encantado como lo has explicado. Es tan importante la educación en salud y autiestima…
    Conocía todo esto y me ha parecido una forma clara y sencilla de explicarlo.
    Gracias y un abrazo.

    1. Uy, sobre eso no sé nada de nada… como no voy al gimnasio, jajaja. De todas formas, creo que esa es una de esas etiquetas que surgen como enfermedad nueva y que no es más que un problema de origen social, como la anorexia y la bulimia.
      Besos, guapetona.

Deja un comentario